Conceden el tercer grado a un etarra que secuestró a Ortega Lara

viernes 17 de agosto de 2012 17:54 CEST
 

MADRID, 17 ago (Reuters) - La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias concedió el viernes el tercer grado por "razones humanitarias" al preso etarra, Jesús María Uribechevarria Bolinaga, condenado por el secuestro del funcionario de prisiones José Ortega Lara y aquejado de una "enfermedad muy grave, irreversible e incurable".

"A pesar de la entidad de los delitos cometidos, resulta indudable que tanto la gravedad de la enfermedad, su previsible evolución, así como las características del tratamiento mitigan extraordinariamente la peligrosidad del recluso y anulan prácticamente el riesgo de reincidencia", dijo Instituciones Penitenciarias en un comunicado.

Instituciones Penitenciarias insta en su escrito a la Junta de Tratamiento del centro penitenciario de Zaballa, en Álava, a que tramite el próximo lunes su expediente sobre la libertad condicional de Uribechevarria al Juzgado Central de Vigilancia Penitenciaria.

Jesús María Uribechevarria Bolinaga, condenado por el secuestro de Ortega Lara en la década de los 90, fue trasladado hace dos semanas a la cárcel de Zaballa, en Álava, tras serle diagnosticada una grave enfermedad en el que fue el segundo acercamiento de un preso de ETA tras el cese de su actividad armada en octubre.

El juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, solicitó en un auto emitido el viernes a Instituciones Penitenciarias un informe sobre el tratamiento que recibe el recluso así como sobre la "capacidad del sistema penitenciario para tratar adecuadamente este tipo de dolencias".

Paralelamente, el magistrado prohibió la celebración de una manifestación el próximo domingo en Bilbao para pedir la liberación de Uribechevarria.

En los últimos días, casi un centenar de presos de la banda terrorista iniciaron una huelga de hambre -aunque con distinto seguimiento- para pedir la liberación de Uribechevarria y de otros trece condenados por sus vínculos con ETA que están enfermos.

La banda armada anunció en octubre de 2011 el cese definitivo de la violencia, con el que puso fin a 40 años de violencia por la independencia del País Vasco español y francés tras más de 800 asesinatos. (Información de Teresa Medrano Torres)