3 de agosto de 2012 / 15:03 / en 5 años

ACTUALIZA 2-Rajoy quiere detalles antes de pedir ayuda europea

* Presidente Gobierno España abre puerta por 1ª vez a pedir ayuda financiera

* Envía carta a UE urgiendo a unión bancaria y fiscal

* Destaca frente común con oposición en temas europeos (Actualiza con contenido de carta a presidente de Consejo Europeo)

Por Feliciano Tisera y Carlos Ruano

MADRID, 3 ago (Reuters) - El presidente del Gobierno español admitió el viernes por primera vez de manera implícita la posibilidad de pedir un salvavidas financiero a Europa, pero no antes de conocer las condiciones ni las actuaciones proyectadas por el Banco Central Europeo (BCE).

"Yo haré como siempre hago, lo que crea conveniente para el interés general de los españoles", dijo Mariano Rajoy en su primera respuesta directa al planteamiento presentado el jueves por el BCE, que condicionó cualquier intervención en el mercado secundario de bonos soberanos a la solicitud expresa por parte de los gobiernos implicados.

Rajoy, que insistió en destacar lo que él considera como un cambio sustancial en la política del BCE anunciando intervenciones y medidas no convencionales para proteger el euro, dijo que quiere conocer primero las modalidades de la ayuda antes de decidir sobre cualquier procedimiento.

"Yo lo que quiero es conocer cuáles son esas medidas (no convencionales), conocer lo que significan, conocer lo que pretenden, conocer si son adecuadas y entonces, a la vista de las circunstancias, tomaremos una u otra decisión, pero yo no tengo tomada ninguna decisión", dijo.

"Insisto, todavía no conocemos exactamente lo que se está planteando", dijo el presidente del Gobierno, que añadió que ha enviado una carta al presidente del Consejo Europeo con propuestas para luchar contra la crisis de deuda soberana de la eurozona.

El jueves, en una comparecencia conjunta con el primer ministro italiano Mario Monti, Rajoy esquivó hasta tres veces preguntas de periodistas sobre una eventual petición de ayuda, mientras su homólogo italiano sí contestaba reconociendo que no podía descartarse la solicitud.

Rajoy, que reconoció que no ha tenido una conversación directa con el presidente del BCE, también quiso insistir en que el gobernador del banco central dio a entender que "la zona euro no puede aceptar" diferencias como las actuales en los costes de financiación de los distintos países miembro.

Pese al rechazo del presidente del BCE, Mario Draghi, a conceder ficha bancaria al MEDE -que permitiría al fondo financiarse ilimitadamente con el BCE-, Rajoy insiste en la carta a Van Rompuy en que sería un elemento positivo.

En cualquier caso, Rajoy pide que los mecanismos de contención de los costes financieros estén disponibles para los países que sigan las recomendaciones europeas para cada país, así como las normativas europeas en materia de estabilidad presupuestaria.

La prima de riesgo española, que volvió a dispararse el jueves ante la ausencia de medidas inmediatas del BCE en defensa de la periferia del euro, se moderaba el viernes ante la sensación de que no se han cerrado las puertas de ayuda a España.

El diferencial de la deuda española a 10 años frente a su equivalente alemán se situaba en los 551 puntos básicos, frente a los más de 610 puntos que llegó a tocar en la mañana.

Estas perspectivas y el rebote técnico tras el desplome de la jornada anterior permitieron subir al Ibex-35 un 6 por ciento.

APLICACIÓN URGENTE DE ACUERDOS EUROPEOS

En lo que fue su primera comparecencia en la tradicional rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Rajoy reiteró los problemas que tiene España para refinanciarse en los mercados dado el elevado nivel de deuda externa y el complicado escenario macroeconómico de un país en recesión con la tasa de paro más alta de la Unión Europea.

En ese sentido, volvió a pedir la colaboración de Europa para facilitar el acceso de España a financiación barata y e instó a que se apliquen cuanto antes los recientes acuerdos europeos que incluyen la unión bancaria y fiscal y mecanismos de liquidez.

"En esta carta hablo de lo urgente: un sistema único de supervisión, un mecanismo de recapitalización directa de bancos, hablo de la necesidad de que la Unión Europea despliegue de manera flexible y eficiente los instrumentos para garantizar los accesos a la financiación, y presento una propuestas sobre unión bancaria y unión fiscal", dijo.

Rajoy pidió que se debatan en octubre la unión fiscal y bancaria con el objetivo de que al menos el esquema de esta última se apruebe en el último Consejo Europeo, en el mes de diciembre.

En la carta a Van Rompuy, Rajoy pide una urgente reunión del Eurogrupo con el fin de acelerar la implementación de los acuerdos del Consejo Europeo de finales de junio, donde se acordó desarrollar instrumentos de emergencia para bajar los costes de endeudamiento de Italia y España y trabajar para una unión fiscal, entre otras medidas.

"Creo necesario que se convoque una reunión del Eurogrupo, lo antes posible. En ella, el Eurogrupo debería tomar las decisiones necesarias para garantizar la irreversibilidad del euro", dijo Rajoy en la misiva.

En el frente europeo, Rajoy dijo contar con el apoyo del principal partido de la oposición, el Partido Socialista, para defender conjuntamente los intereses nacionales.

"Hablo habitualmente con el líder de la oposición (Alfredo Pérez Rubalcaba). Debo decirle que hay acuerdo en un tema que es capital en estos momentos para España, que es nuestra posición en la UE", señaló en la rueda de prensa.

Rubalcaba lamentó el jueves la falta de medidas concretas por parte del BCE señalando que espera "que en los próximos días el BCE concrete las medidas para salir de esta crisis".

INSTA A REGIONES A CUMPLIR COMPROMISOS

En un momento de series dudas sobre la capacidad de las Administraciones Públicas españolas, y en concreto las Comunidades Autónomas, de reconducir sus cuentas, Rajoy recordó a las regiones que el Gobierno no se ha desentendido de su delicada situación financiera, destacando las medidas adoptadas por el Gobierno para ayudar a las cuentas regionales.

"El Gobierno no se ha desentendido de la situación de las comunidades autónomas", dijo, para subrayar la puesta a disposición de las regiones de una serie de instrumentos para cumplir con sus compromisos, incluyendo el plan de pago a los proveedores y el fondo de liquidez para las comunidades.

"Yo soy el presidente de España y, por tanto, me responsabilizo ante Europa y ante todo el mundo de nuestras cuentas públicas", dijo Rajoy, justificando los nuevos ajustes exigidos en las distintas regiones.

El mandatario español reiteró el mensaje de que España continuará en la senda reformista y de consolidación fiscal llamando a un esfuerzo de recorte del gasto de todas las administraciones. (Información de Feliciano Tisera y Carlos Ruano, escrito por Robert Hetz, editado por Tomás Cobos)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below