26 de julio de 2012 / 19:59 / en 5 años

España presionará con la candidatura de Madrid 2020

Por Karolos Grohmann

LONDRES, 26 jul (Reuters) - España prometió presionar para seguir adelante con su candidatura olímpica para 2020 pese a la crisis económica que afecta a su economía y dijo que no tenía intención de seguir los pasos de Italia y abandonar la carrera.

El Gobierno de Madrid opta por tercera vez consecutiva a albergar los Juegos, pese a que el clima económico no podría ser menos favorable y la crisis de deuda de la eurozona ya se ha cobrado la candidatura de Roma a principios de este año.

Tokio y Estambul son las otras dos aspirantes.

La lucha cada vez más desesperada de España para poner en orden sus finanzas ha visto crecer sus costes de financiación a niveles que no son manejables indefinidamente, en un reflejo de la idea generalizada de que necesitará un rescate total que la eurozona no puede permitirse.

"Este es un momento en el que la economía no está bien, no sólo en España sino en todo el mundo", dijo la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, el jueves antes de la inauguración oficial de los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

"Los Juegos han de cumplir niveles reducidos de inversión. Tenemos que tener cuidado en cómo usamos los fondos públicos", añadió.

España ha experimentado un periodo dorado de éxitos deportivos, como los títulos de campeona del mundo y de Europa de fútbol y el séptimo título de Roland Garros para Rafa Nadal el mes pasado.

Pero más y más españoles están cuestionándose el gasto multimillonario de seguir adelante con la candidatura en un momento en que la crisis reduce los presupuestos de servicios públicos como hospitales y colegios y se está pidiendo cada vez a la ciudadanía que haga sacrificios.

Varios grupos, como el movimiento de los indignados, cuyas sentadas en plazas el año pasado ayudaron a fomentar las protestas de "Occupy" en todo el mundo, se oponen a la celebración de unos Juegos.

Aunque se han llevado a cabo pocas protestas formales, los críticos esperan un creciente coro de oposición pública y política a medida que los recortes vayan haciendo mella y progrese la candidatura olímpica.

El Gobierno, sin embargo, defiende que tiene ya en marcha las infraestructuras para albergar la gran cita deportiva del mundo y para el gran flujo de visitantes, asegurando que eso reduciría la carga para unos ciudadanos que afrontan ya duras medidas de austeridad.

"No estamos hablando de grandes inversiones", dijo el secretario de Estado de Deporte, Miguel Cardenal, que admitió que la difícil situación del país era "ciertamente dolorosa" para la población.

"Pero seguiremos adelante con este proyecto", dijo. "El Gobierno no tiene duda en absoluto y apoya plenamente la candidatura", añadió.

COSTES CRECIENTES

Aunque los responsables madrileños confían en que los Juegos fomenten el crecimiento y la creación de empleo, el Comité Olímpico Internacional, que escogerá a la ciudad ganadora en septiembre de 2013, necesitará ser convencido de que los preparativos de la capital de España están libres de problemas.

Madrid ha sido elogiada por los aspectos técnicos de candidaturas previas y por su intención de invertir sólo en las necesidades básicas, habiendo hecho buena parte del trabajo en los dos intentos fallidos para albergar los Juegos de 2012 y 2016 con el 85 por ciento de las instalaciones necesarias ya en marcha.

"Es cierto que tenemos una situación complicada", dijo el líder de la candidatura, Alejandro Blanco, el jueves cuando Reuters le preguntó si la candidatura se estaba viendo presionada por los crecientes problemas de duda del país.

"Pero como cualquier atleta queremos seguir presionando y ganando. El primer ministro italiano, Mario Monti, tenía su propia opinión sobre este asunto (cuando retiró la candidatura de Roma)".

"Pero Madrid es diferente porque el grueso de la inversión ya se ha hecho y la inversión residual es menos que lo que nos devolverán los Juegos".

Pese a su optimismo, la capital de España sólo tiene que mirar a Londres para hacerse una idea de que el precio multimillonario de albergar los Juegos se incrementó en los siete años que llevó la preparación.

Londres inyectó 9.300 millones de libras de dinero público en el proyecto. Cuando se alzó con la candidatura en 2004, había previsto que el coste iba a ser de 2.000 millones de libras.

Los Juegos Olímpicos no son de ningún modo la panacea, ya que según mostraron los datos el miércoles la economía británica se encogió más de lo esperado en el segundo trimestre de 2012.

El Gobierno celebra también una serie de cumbres empresariales durante los Juegos con la esperanza de generar 1.000 millones de libras en ingresos para las compañías británicas. (Traducido por Inmaculada Sanz)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below