26 de julio de 2012 / 17:37 / hace 5 años

ACTUALIZA 1-Rato defiende su gestión al frente de Bankia

7 MIN. DE LECTURA

* Dice Banco de España propuso fusión con Bancaja

* Gobierno y regulador le animaron a seguir con salida a Bolsa

* Su plan para relanzar Bankia era 3 veces más barato que el de Goirigolzarri

* Atribuye diferencia a criterios contables

* Dimitió al no contar con el respaldo de Gobierno y banco central (Añade detalles, antecedentes y declaraciones)

Por Carlos Ruano y Sarah White

MADRID, 26 jul (Reuters) - En su primera comparecencia pública tras la nacionalización de Bankia, el expresidente de la entidad, Rodrigo Rato, explicó el jueves que tanto el Banco de España como el Gobierno presionaron en la gestación del grupo de cajas del que nació Bankia y en la discutida salida a bolsa de la entidad hace poco más de un año.

Ante una enorme expectación mediática, el que fuera ministro de Economía bajo el Gobierno de José María Aznar y posteriormente director gerente del FMI defendió en una comisión parlamentaria su actuación al frente de la entidad y dijo que "el gobernador del Banco de España nos pidió que Bancaja se incorporara al SIP".

Contradiciendo al propio exgobernador, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, que el martes señaló en el mismo foro que la responsabilidad de la fusión recaía sobre las entidades y comunidades autónomas, Rato señaló que fue él quien le "conminó a estudiar la fusión".

La integración de la valenciana Bancaja con Caja Madrid ha sido considerada el origen de la crisis de la entidad, en gran parte por la gran exposición inmobiliaria que sumaban ambas entidades y que estuvo en el principio de las grandes necesidades de capital requeridas y otorgadas por el Estado antes de su nacionalización.

Rato, que está imputado junto a otros exdirectivos de la entidad en una investigación abierta en la Audiencia Nacional, dijo que tanto él como su equipo se atuvieron "estrictamente" a la ley y defendió la "correcta" gestión de la entidad al señalar que todas las actuaciones contaron con el respaldo, cuando no con el impulso, de auditores y reguladores.

El juez de la Audiencia rechazó el lunes tomar declaración a Rato antes de su comparecencia parlamentaria.

Además, Rato quiso dejar claro que la salida a bolsa se "forzó después de la regulación dictada por el Gobierno socialista el año pasado que obligaba a fuerte provisiones a las cajas no cotizadas "discriminando" con los bancos cotizados.

Tras señalar que el regulador bancario también recomendó "ser más ambicioso" en la colocación, destacó el pésimo momento que vivieron los mercados en el momento clave de la colocación y que obligó a una rebaja sustancial del precio, a pesar de lo cual el Gobierno y el Banco de España presionaron para no suspender la operación.

"Tanto el Gobierno como el Banco de España nos manifestaron sus preocupaciones por la consecuencias que para España tendría la no salida a bolsa de Bankia", dijo Rato en el marco de la comisión que se ha creado en el Congreso por la reestructuración bancaria y la alarma social creada en torno a la nacionalización de la entidad que solicita ayuda estatal de 23.500 millones de euros.

En un contexto que el propio Rato definió en su día como "tormenta perfecta", Caja Madrid salió a bolsa con prima de riesgo en máximos y falta de confianza, con un enorme descuento sobre la previsión, y en medio de comentarios insistentes de participantes y observadores de que el entonces Gobierno socialista presionó para que no se suspendiese la colocación por los riesgos que habría supuesto para el deterioro de la confianza.

La colocación

Pero, pese al fuerte descuento, la crisis de confianza sobre España no había hecho más que empezar (como demuestra la evolución de la bolsa y la prima de riesgo en el último año) y la salida a bolsa de Bankia - con una elevada colocación a través de la red minorista - atrapó a miles de pequeños ahorradores que acumulan un quebranto en torno al 80 por ciento en su inversión.

Rato defendió la honestidad del proceso de colocación y la actuación de sus directivos en la colocación de acciones en la red.

"¿Cuál era el producto Bankia en el año 2011... ofrecíamos ... Sinergias, éramos una fusión, podíamos reducir costes... y el cambio de modelo moviéndonos de entidades tradicionalmente ligadas al inmobiliario y la vivienda a unas entidades más dedicadas a negocios bancarios", explicó Rato.

"Eso es lo que ofrecíamos, no ofrecíamos otra cosa, no estábamos diciendo que no tuviéramos inmobiliario (...) en nuestro folleto hay varias páginas de factores de riesgo", se defendió.

"Nosotros no forzamos a los minoritarios (...) creíamos que era una buena operación (...) es una decisión racional, nadie sale a bolsa con un descuento de entre el 60 y el 70 por ciento pensando que va a engañar a alguien", dijo.

Además, defendió que la evolución de la cotización en Bankia hasta los nuevos reales decretos implementados esta año para reforzar la exposición al ladrillo "fue similar a la de otras entidades" y quiso destacar que el momento de la economía nacional y de los mercados no tiene precedentes en el pasado reciente.

"No deben ustedes despreciar las cosas que están pasando", dijo en relación a la situación de tensión en los mercados para añadir "yo sigo siendo accionista de Bankia".

Su Plan, Su Marcha Y Los "Criterios Contables"

Rato explicó que su decisión de dimitir el pasado siete de mayo, dos días antes del anuncio de intervención, obedeció a que tanto el Gobierno como el Banco de España no apoyaron sus planes para recapitalizar la entidad.

Según sus declaraciones, el plan que presentó al Ministerio de Economía incluía ayudas públicas de 6.000 millones de euros - sin contar los 4.465 millones de euros que ya había inyectado el FROB - frente a los 19.000 millones comparables estimados por el sucesor José Ignacio Goirigolzarri tras una reformulación de las cuentas y los riesgos de la entidad.

"El plan de saneamiento no se aprueba, no puedo decir más (...) mi plan era el mejor que yo creía (...) yo no iba a elaborar otro plan porque en el que creía era ese", dijo.

El ex ministro, que respondió en varias ocasiones: "Yo puedo hablar hasta el siete de mayo", cuando se le preguntaba por el proceso de nacionalización o el futuro de la entidad. Rato insistió en que la reformulación realizada sobre sus cuentas por los nuevos gestores obedecía exclusivamente a "criterios contables".

"Estamos ante un cambio de criterios contables... no hay pérdidas reales financieras... el beneficio operativo es exactamente el mismo", dijo. Explicó que los cambios fundamentales eran la valoración de las propias acciones en el balance y la decisión de considerar dudosos créditos al corriente de pago en función de las cambios normativos de provisiones y la marcha de la economía.

"Se ha elegido otro camino, que es el de provisionar", señaló en una comparecencia que duró tres horas y media y que ha ocupado gran espacio en las redes sociales. (Editado por Jesús Aguado)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below