ACTUALIZA 1-España, Francia e Italia meten prisa a UE para reconducir crisis

martes 24 de julio de 2012 17:42 CEST
 

(Añade antecedentes)

MADRID, 24 jul (Reuters) - Los gobiernos de España, Italia y Francia han solicitado a la Unión Europea que dé salida a los acuerdos del Consejo Europeo de finales de junio, dijo el ministerio de Asuntos Exteriores español el martes, en medio de renovadas tensiones sobre la sostenibilidad de sus finanzas públicas.

"El Secretario de Estado para la Unión Europea, Íñigo Méndez de Vigo, el Ministro francés de Asuntos Europeos, Bernard Cazeneuve, y el Ministro de Asuntos Europeos italiano, Moavero Milanesi, reunidos en el Consejo de Asuntos Generales que se ha celebrado esta mañana en Bruselas, han pedido la inmediata ejecución de los acuerdos del último Consejo Europeo del pasado 28 y 29 de junio", dijo Exteriores.

Méndez de Vigo afirmó que "la rapidez es una condición esencial para el éxito de cualquier actuación europea y que hay un desfase preocupante entre la decisión que toma el Consejo Europeo y la ejecución de dichos acuerdos".

Los líderes de la zona euro acordaron a finales de junio adoptar medidas de emergencia para bajar los costes de endeudamiento de Italia y España y para avanzar en la unión bancaria europea.

En la cumbre se acordó que los fondos de rescate de la zona euro pudiesen ser utilizados para estabilizar a los mercados de bonos, sin obligar a los países que cumplen las reglas de presupuesto de la UE a adoptar medidas adicionales de austeridad o reformas económicas.

El anuncio de la petición se produce en un momento en el que la prima de riesgo española se sitúa en máximos históricos a pesar de los fuertes recortes de gasto y aumento de presión fiscal aprobados por el Ejecutivo para garantizar la reconducción del déficit público.

Desde hace semanas diversos miembros del Gobierno español han reiterado que el Ejecutivo estaba haciendo cuanto estaba en su mano para recuperar la confianza de los mercados y que el castigo obedecía a las dudas sobre el proyecto europeo, animando a sus socios a avanzar de inmediato en una solución común y con críticas más o menos veladas al Banco Central Europeo por su ausencia de los mercados secundarios. (Información de Carlos Ruano; Editado por Blanca Rodríguez)