Cientos de parados piden en Madrid cambios en la política de empleo

sábado 21 de julio de 2012 21:15 CEST
 

MADRID, 21 jul (Reuters) - Varios centenares de desempleados de todo el país se manifestaron el sábado por la tarde en las calles de Madrid para reclamar al Gobierno de Mariano Rajoy un cambio en la política para generar empleo.

Las "marchas" de parados procedentes de distintos puntos del país, como Asturias, Aragón, Cataluña o Andalucía, llegaron a la capital desde primera hora de la mañana, respondiendo a una convocatoria de grupos sociales próximos al movimiento 15-M.

El paro es uno de los principales problemas del país, que está inmerso en una profunda crisis económica, en el centro de la crisis de deuda soberana de la eurozona y recibirá de la Unión Europea una ayuda de hasta 100.000 millones de euros para reflotar al sector bancario. Casi uno de cada cuatro españoles está en situación de desempleo, una proporción que aumenta a uno de cada dos en el caso de los jóvenes.

En el último paquete de medidas de austeridad aprobado por el Gobierno, que busca cumplir el objetivo de déficit pactado con Europa - del 8,9 por ciento del PIB en 2011 al 2,8 por ciento en 2014 -, el Ejecutivo presidido por Rajoy anunció cambios en la percepción del subsidio de desempleo, que a partir del sexto mes reducirá su importe del 60 al 50 por ciento.

La del sábado fue la última de una serie de protestas en todo el país con las que la sociedad española muestra su descontento ante los recortes y las subidas de impuestos impulsados por el gabinete conservador. Los funcionarios -que fueron protagonistas después de que se les suprimiese la paga extra de Navidad y los días de asuntos propios tras algunas bajadas de sueldo - parecen ser los más activos, saliendo a la calle regularmente y casi de forma espontánea para llamar la atención sobre su situación.

La manifestación más multitudinaria tuvo lugar el pasado jueves cuando cientos de miles de personas recorrieron las principales ciudades del país en protesta, entre otras medidas, por la subida de dos puntos del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), que a partir de septiembre pasará a ser del 21 por ciento en la mayoría de los productos.

La protesta se produjo en el mismo día en que el Congreso convalidaba, gracias a los votos del Partido Popular, los ajustes fiscales y de la función pública por un importe de 65.000 millones de euros en dos años y medio, y es la primera de las múltiples acciones de protesta convocadas para el verano. (Información de Teresa Medrano; Edición de la Redacción de Madrid)