KPN busca vender las torres de telefonía móvil de E-Plus-fuentes

lunes 16 de julio de 2012 20:11 CEST
 

FRÁNCFORT, Alemania, 16 jul (Reuters) - KPN ha encomendado a UBS la venta de miles de torres de telefonía móvil de su proveedora alemana de servicios móviles E-Plus, dijeron dos personas familiarizadas con el asunto.

"Los fondos de infraestructuras son los compradores más probables", dijo una de las fuentes el lunes, añadiendo que E-Plus podría realquilar las torres como parte del acuerdo, que podría ascender a unos 300 o 400 millones de euros.

E-Plus, KPN y UBS no estuvieron disponibles para realizar comentarios.

KPN ya había tratado infructuosamente de vender E-Plus como una vía para eludir al multimillonario mexicano Carlos Slim, que ahora es propietario del 28 por ciento de la compañía alemana.

E-Plus tiene unas 18.000 de las estaciones base de llamadas en Alemania, en contraste con las 17.000 que tiene O2, propiedad de la española Telefónica, y con las del líder del mercado alemán, Deutsche Telekom, y del grupo británico Vodafone propietarios de 22.000 cada uno.

"Las torres de E-Plus han sido mejoradas hace relativamente poco, por lo que se encuentran generalmente en buen estado. Sin embargo, Deutsche Telekom y Vodafone han sido mucho más agresivos en la mejora de sus estaciones hacia la tecnología 4G", dijo un analista de telecomunicaciones.

La llamada cuarta generación móvil promete descargas a gran velocidad y se ve como crucial para el incremento en los volúmenes de datos empleados por las aplicaciones de los teléfonos avanzados.

KPN y sus iguales en el mundo de las telecomunicaciones están bajo presión para revertir las pérdidas en ingresos y ganancias provocado por la competencia, impulsar medidas de regulación y la aparición de aplicaciones de mensajería que permiten a los usuarios evitar los costes de las llamadas de voz y los mensajes de texto.

Deben también invertir con fuerza en redes que proporcionen una capacidad extra requerida para conseguir la revolución de los 'smartphone' y las tabletas.

Esta necesidad de fondos está llevando a algunos a preguntarse si todavía pueden darse el lujo de mantener sus imperios extranjeros en un momento en el que ya no tienen una historia de crecimiento que contar a los inversores y, por lo tanto, necesitan reducir la deuda y proteger los dividendos.

Telefónica, que también está buscando aumentar los fondos, sigue adelante con sus planes para que su filial alemana O2 cotice en bolsa. (Información de Arno Schuetze y Victoria Howley; Información adicional de Robert-Jan Bartunek; Traducido por Pablo Rodero)