ACS contrata derivado para refinanciar 8,25% de Iberdrola

lunes 16 de julio de 2012 13:46 CEST
 

MADRID, 16 jul (Reuters) - La constructora ACS explicó el lunes que ha suscrito un contrato de derivados sobre un 8,25 por ciento de Iberdrola, tras haber anunciado el viernes la refinanciación de la deuda asociada a dicha participación en una operación valorada en 1.599 millones de euros.

En un hecho relevante enviado a la CNMV, ACS dijo que, a través de su filial Monte Carmelo, ha contratado un 'prepaid forward' (contrato de venta a futuro) garantizado con un préstamo de valores de la propia Iberdrola con vencimiento en tres años.

Además, el grupo dijo que ha contratado una serie de instrumentos de derivados sobre un porcentaje de acciones de Iberdrola "que limitan la exposición del Grupo ACS a las oscilaciones de mercado de las acciones de la referida sociedad"

El viernes, ACS dijo que había acordado la refinanciación con Societe Generale de un préstamo sindicado en el que actuaba como agente BBVA y que, gracias a dicha operación, eliminaba la necesidad de constituir garantías adicionales (margin calls) si descendía la cotización de Iberdrola por debajo de determinados niveles.

Entre participación directa e indirecta, ACS controla un 14,7 por ciento de Iberdrola, cuya cotización ha descendido casi un 31 por ciento desde primeros de año, y tenía que aportar garantías adicionales si las acciones descendían a partir de un determinado nivel, que diversos analistas situaban en el entorno de los 3 euros por acción.

"El resultado de esto es que se cubren de las bajadas y reparten de algún modo las subidas, pero se desconoce el coste financiero que han tenido que asumir y como paga el contrato", dijo un analista del sector que pidió el anonimato.

A las 1332 hora local, los títulos de Iberdrola cotizaban con un descenso del 1,82 por ciento hasta los 3,133 euros por título, mientras que la constructora tiene contabilizada su participación en la eléctrica en el entorno de los 7,1 euros por acción.

"La operación no llega como una sorpresa ya que la intención de ACS de salir de Iberdrola es ya evidente (...) este movimiento continúa evidenciando que ACS está lidiando activamente con su liquidez y su deuda y es un paso claramente en la buena dirección", dijo Deutsche Bank en una nota a clientes en la que dice que ACS habrá tenido que asumir un alza en los costes financieros de la operación.

Las acciones de ACS perdían un 1,96 por ciento en un mercado bajista. (Información de Andrés González; Editado por Jose Elías Rodríguez)