ACS, a merced de la bolsa y los acreedores

viernes 13 de julio de 2012 14:15 CEST
 

* Caída de acciones de Iberdrola aviva necesidad de renegociar garantías

* ACS podría vender más acciones de Iberdrola cuando el mercado se recupere

* Fusión total con Hochtief es posible tras poner casa en orden

Por Tracy Rucinski

MADRID, 13 jul (Reuters) - Los alivios temporales logrados con relación a la deuda de ACS podrían resultar efímeros ante la nueva caída de la bolsa, que alienta la necesidad de buscar nuevas condiciones para sus préstamos con el fin de evitar nuevas ventas de acciones de Iberdrola a pérdida.

ACS, uno de los mayores grupos de construcción y servicios del mundo, ha vendido en el segundo trimestre un 3,7 por ciento de su participación apalancada en el grupo de energía Iberdrola, una participación en la concesionaria Abertis, y activos de transmisión en Brasil con el fin de aliviar la carga con sus acreedores.

El grupo logró este año refinanciar créditos hasta 2015 y además ha logrado cobrar 1.100 millones de deuda de los ayuntamientos españoles gracias al plan de proveedores puesto en marcha por el Gobierno.

Las acciones de Iberdrola cayeron un 5,8 por ciento a 3,146 euros el jueves, acercándose peligrosamente a un nivel que podría desatar ejecuciones de las acciones pignorada que ACS tiene en Iberdrola si no aporta nuevas garantías.

"La venta de participaciones en Iberdrola y Abertis y el dinero que han recibido de los ayuntamientos ha dado mucho respiro a la caja. Tienen suficiente caja para aguantar caídas muy fuertes en Iberdrola, pero estarán intentando cambiar las condiciones de la financiación para poner otro tipo de garantía que no sea caja", dijo Juan Carlos Calvo, analista de Espirito Santo Investment Bank.   Continuación...