ANÁLISIS - Ajuste español gusta a Bruselas pero duele a economía

miércoles 11 de julio de 2012 17:31 CEST
 

Por Manuel María Ruiz

MADRID, 11 jul (Reuters) - El nuevo plan de ahorro de 65.000 millones de euros en dos años y medio que el Gobierno ha ideado para cumplir con el calendario de consolidación fiscal ha sido aplaudido por Bruselas pero agravará aún más la anemia de una económica ya muy escuálida.

El Gobierno español, obligado a pagar la factura del rescate de su sistema financiero y de la prórroga de un año para cumplir con el objetivo de reducción del déficit público al 3,0 por ciento, sólo pudo elegir entre lo malo y lo peor para evitar la quiebra que lleve al país a un rescate soberano en toda regla.

La subida del tipo máximo del IVA en 3 puntos hasta el 21 por ciento y el alza en 2 puntos del tipo reducido que se aplica a algunos productos hasta el 10 por ciento, es visto por analistas como el tiro de gracia que hundirá la economía en una larga recesión a cambio de evitar la bancarrota, al menos, por ahora.

"No se trata tanto de que estas medidas vayan a incentivar el crecimiento, que obviamente va a ser lo contrario: se trata simplemente de evitar la quiebra", dijo Nicolás López, director de análisis de M&G Valores.

El recorte de las prestaciones por desempleo para los nuevos parados a partir del sexto mes de encontrarse en el paro y la supresión de la paga de Navidad a los funcionarios también alertó a algunas asociaciones profesionales y sindicatos sobre el negro horizonte que se cierne sobre algunos sectores profesionales.

De hecho, la patronal turística española ya ha afirmado que la subida del IVA afectará duramente al sector, con un impacto negativo calculado en 2.000 millones de euros y la pérdida de alrededor de 10.000 empleos.

"(Estas medidas) sólo van a recortar la generación de ingresos, la capacidad de generar empleo e inclusive dificultarán el pago de la deuda. Además, con estos recortes será aún más difícil alcanzar los objetivos de déficit", afirma Juan Torres López, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Sevilla, que añadió que las medidas no suponen una necesaria reforma estructural.

  Continuación...