Ibex-35 abre con caídas, pendiente de nuevos ajustes en España

miércoles 11 de julio de 2012 09:09 CEST
 

MADRID, 11 jul (Reuters) - El Ibex-35 abrió la jornada del miércoles con caídas, en una jornada en la que los inversores están pendientes de los nuevos ajustes que prepara el Gobierno español para reducir el déficit público.

Después de que Bruselas relajase los plazos de consolidación fiscal y se establecieran las condiciones básicas para el rescate europeo de la banca española, con un adelanto de 30.000 millones para atender las necesidades más urgentes, el presidente del Ejecutivo español podría anunciar en el Congreso medidas solicitadas por la eurozona como el aumento del IVA o recortes en las condiciones laborales de los empleados públicos.

"España va a tener que bailar al dictado de Bruselas, no solo en términos financieros sino también fiscales", dijo un operador de la bolsa madrileña.

"Independientemente de si los nuevos ajustes son necesarios o no, parece realmente complicado reducir de golpe el déficit público con una economía en grave recesión y el paro desbocado", añadió.

No pocos analistas han señalado el temor a que los incrementos esperados en impuestos como el IVA y los recortes en el gasto público estrangulen aún más a la anémica economía española y hagan al mismo tiempo más difícil la reducción prevista del déficit público.

En el contexto más amplio de la crisis de deuda europea, la atención se centra en la decisión de un tribunal alemán sobre el MEDE (el fondo permanente de rescate de la eurozona), que supone el último obstáculo para la entrada en vigor de este instrumento clave para apoyar a la deuda soberana de la periferia del euro y los bancos de la región en apuros.

En este contexto lleno de incertidumbres sobre la capacidad de la eurozona de tomar decisiones que frenen los temores sobre la moneda única, la prima de riesgo española seguía en zona de alto riesgo. El diferencial de la deuda española a 10 años frente a su equivalente alemán subía a 555 puntos básicos (pb), frente a los 549 pb de las últimas transacciones del martes, mientras la rentabilidad del bono de referencia español a 10 años cotizaba en torno al 6,86 por ciento.

Los descensos en renta variable en Estados Unidos y Asia ejercían cierta presión bajista, mientras continúan las preocupaciones por las perspectivas macroeconómicas, con algunos resultados empresariales apuntando a una desaceleración importante del crecimiento en todo el mundo.

El selectivo español Ibex-35 caía un 0,65 por ciento a 6.683,4 puntos, mientras el paneuropeo FTSE caía un 0,63 por ciento.   Continuación...