Gobierno español convoca a funcionarios ante inminentes medidas

martes 10 de julio de 2012 13:51 CEST
 

MADRID, 10 jul (Reuters) - El Gobierno español ha convocado para el miércoles por la tarde a los sindicatos de funcionarios para anunciarles las nuevas medidas de ahorro que pretende aplicar en el sector de los empleados públicos, informó el martes una fuente sindical.

El Ejecutivo de Mariano Rajoy pretende aprobar en los próximos días nuevas medidas de ajuste presupuestario para alcanzar sus objetivos de reducción del déficit público, y entre los anuncios previstos está el recorte en las condiciones laborales de empleados públicos.

"Mañana a las 17:00 horas nos han convocado para la mesa general de negociación de las administraciones públicas (...) previsiblemente para informarnos de los recortes que se concretarán en el Consejo de Ministros del próximo viernes", dijo una fuente de la Central Independiente y de Funcionarios (CSI-F).

La mesa es el máximo órgano de representación de los sindicatos en el ámbito de la función pública de todo el Estado, y el encuentro se celebrará horas después de que el presidente del Gobierno adelante en el Congreso de los Diputados algunas de las medidas de ajuste que tiene previsto adoptar en los próximos días.

El único punto de la convocatoria realizada por la secretaría de Estado de Administraciones Públicas a los sindicatos de los funcionarios habla del Real Decreto Ley de medidas urgentes de racionalización y reducción del gasto en materia de empleo público, que previsiblemente irá el viernes al Consejo de Ministros, dijo la fuente del CSI-F.

La última reunión de la mesa se celebró hace unos tres meses para explicar las líneas generales de los presupuestos de 2012, y entonces se dijo a los funcionarios que no se iba a producir ninguna rebaja salarial, añadió la fuente.

España tiene alrededor de 2,7 millones de empleados públicos entre los que se integran personal funcionario, estatutario y laboral, y la cifra supera los 3 millones si se incluye a los trabajadores de las empresas públicas.

Los sindicatos de funcionarios ya han adelantado su rechazo a eventuales recortes en sus condiciones laborales y no han descartado ninguna medida de presión.

Consideran que su poder adquisitivo se ha resentido alrededor de un 20 por ciento tras la rebaja del 5 por ciento aplicada en 2010 - que llevó a una huelga del sector - y la congelación de los sueldos en 2011 y 2012.

El CSI-F calcula que desde el inicio de la crisis se han perdido alrededor de 160.000 empleos públicos entre personal interino que no ha sido renovado y personal que se ha jubilado y no se ha cubierto. (Información de Tomás Cobos; editado por)