10 de julio de 2012 / 5:39 / en 5 años

Eurogrupo da más tiempo a España por déficit, fija ayuda a banca

* España recibe un año más para reducir déficit a un 3 pct

* En caso de urgencia, a finales de julio habría 30.000 mlns eur para ayuda banca España

* Eurogrupo reelige a Juncker como jefe, nombra a Mersch a directorio BCE

* Regling de Alemania liderará fondo de rescate permanente de zona euro

* No se informa sobre acuerdo para compra bonos de España o Italia

Por Robin Emmott y Francesca Landini

BRUSELAS, 10 jul (Reuters) - Los ministros de finanzas de la zona euro acordaron en la madrugada del martes otorgar a Madrid un año adicional para cumplir con sus metas de reducción de déficit a cambio de nuevos ahorros presupuestarios y establecieron los parámetros de un paquete de ayuda para los bancos de España.

Las decisiones apuntaban a evitar que la cuarta mayor economía de la zona de moneda común, estancada en una recesión creciente, necesite de un rescate estatal completo que pondría a prueba los límites de los fondos de rescate de Europa y la lanzaría a una crisis de deuda más profunda.

"El Eurogrupo apoya la reciente recomendación adoptada por la Comisión para extender el plazo para la corrección del déficit excesivo en España en un año hasta 2014", dijeron los ministros en un comunicado.

No se acordó una cifra definitiva para ayudar a los bancos españoles, presionados por deudas tóxicas debido a la recesión y la crisis inmobiliaria, pero la eurozona ha establecido un máximo de 100.000 millones de euros, y unos 30.000 millones de euros estarían disponibles para fines de julio si hay una necesidad urgente.

El acuerdo final de préstamo se firmará el 20 de julio o en una fecha cercana, dijo el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, en una conferencia de prensa.

En una decisión clave observada de cerca por los inversores, los ministros acordaron que una vez que se cree un único supervisor bancario europeo el próximo año, los bancos españoles podrían ser recapitalizados directamente por el fondo de rescate de la zona euro sin necesitar de una garantía estatal.

Eso cumple con un mandato de una cumbre de la UE para intentar romper el círculo vicioso de dependencia mutua entre bancos débiles y gobiernos sobreendeudados, pero representó un paso atrás para los países prestamistas más duros del norte de Europa.

En una maratónica reunión de ministros de nueve horas, representantes de los 17 países de la zona euro también resolvieron una serie de designaciones postergadas.

Sin embargo, aparentemente no avanzaron en la activación de los fondos de rescate del bloque para que intervengan en los mercados de bonos para bajar los costes de endeudamiento de España e Italia, que amenazan con expulsar a ambos países del mercado.

Los ministros volvieron a elegir a Juncker como su presidente por un mandato completo de dos años y medio, aunque el primer ministro de Luxemburgo dijo que planeaba renunciar a la jefatura del Eurogrupo a finales de este año o comienzos de 2013.

Asimismo, designaron a otros luxemburgués, Yves Mersch, reconocido por su postura contra la inflación, al puesto vacante en el directorio del Banco Central Europeo compuesto por seis miembros, y eligieron al alemán Klaus Regling para que lidere su fondo de rescate permanente, el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), que debe entrar en vigor este mes.

Regling ya había creado y dirigido el temporal Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) que ha financiado los rescates a Grecia, Irlanda y Portugal.

Mientras los ministros se reunían, un importante funcionario europeo advirtió que la crisis de deuda del bloque monetario es ahora más aguda que la crisis financiera de 2008 que llevó a la quiebra al banco de inversión estadounidense Lehman Brothers.

"La crisis de la zona euro es ahora mucho más profunda y más fundamental que en la época de Lehman", dijo el miembro del comité ejecutivo del BCE Peter Praet en una conferencia de prensa en Lisboa.

Los ministros del Eurogrupo recibieron la tarea de dar forma a un acuerdo básico alcanzado por los líderes de la UE en una cumbre del mes pasado para establecer a un supervisor bancario europeo y utilizar los fondos de rescate del bloque para estabilizar a los mercados.

Pero las diferencias entre los países del norte de Europa -como Finlandia y Holanda- persistieron con los del sur, liderados por Italia y España.

Anteriormente, el presidente del BCE, Mario Draghi, debió enfrentar un interrogatorio por momentos hostil en el Parlamento Europeo, especialmente de parte de legisladores alemanes, holandeses y finlandeses, preocupados por la posibilidad de rescatar a bancos europeos utilizando dinero de los contribuyentes.

Una reunión más extensa de los jefes de finanzas de toda la UE el martes reducirá formalmente las metas de recorte del déficit que han llevado a Madrid a realizar dolorosos ahorros que están agravando la recesión en España.

El costo de endeudamiento de España e Italia siguió creciendo el lunes, con los bonos españoles a 10 años superando el nivel crítico del 7 por ciento. (Información adicional de Paul Carrell, John O'Donnell, Francesca Landini, Daniel Flynn, Ilona Wissenbach, Ethan Bilby y Rex Merrifield; Escrito por Paul Taylor; Editado en Español por Ricardo Figueroa y Redacción Madrid)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below