PREVIA- España aplicará nuevo ajuste a la medida de Bruselas

martes 10 de julio de 2012 13:23 CEST
 

Por Manuel María Ruiz

MADRID, 10 jul (Reuters) - 'Tus deseos son órdenes para mí' es una expresión frecuente en España cuando alguien quiere subrayar que está al servicio de otro incondicionalmente. Algo parecido podría decirle España a Bruselas cuando el Gobierno adopte nuevas medidas de ajuste a modo de un calco de lo que le sugiere la curia europea para equilibrar las maltrechas cuentas del país.

La nueva dieta a la que se va a someter la anémica economía española será la concesión del Ejecutivo de Mariano Rajoy a los gestos de sus socios europeos con la ayuda a la banca y la ampliación del plazo para cumplir con los objetivos comunitarios de déficit público.

Todo apunta a que será esta misma semana -previsiblemente el miércoles- cuando el Gobierno español anunciará nuevos ajustes para restringir los gastos y estimular los ingresos mediante un severo paquete fiscal que contemplaría, entre otros elementos, un incremento del IVA, como tantas veces han recomendado la Comisión Europea y otras instituciones.

"Me da la impresión de que el Gobierno va a tratar de asumir lo que le sugiere Bruselas", dijo Emilio Ontiveros, catedrático de Economía de la Empresa y presidente de Analistas Financieros Internacionales.

Desde el Ejecutivo español se ha dicho en varias ocasiones que la imposición indirecta constituye un claro yacimiento de ingresos fiscales ya que su nivel tributario está por debajo del existente en otros estados del mismo entorno económico.

"Parece claro que el IVA es un candidato claro para subir", apostilló Nicolás López, director de análisis de M&G valores.

El lunes, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, dijo que España está en el camino de incrementar los impuestos al consumo, como el IVA, y bajar la imposición al trabajo.

También desde el Ejecutivo se ha plantado la posibilidad de que, a demás de aplicar eventualmente una mayor tasa sobre el tipo máximo del IVA del 18 por ciento, podría recalificar la tributación de este impuesto sobre determinados productos que ahora gozan de una imposición reducida (8 por ciento) o superreducida (4 por ciento).   Continuación...