2 de julio de 2012 / 18:01 / en 5 años

El BCE advierte a Grecia, que intenta suavizar el rescate

* Grecia se prepara para la prueba de “troika” de prestamistas

* El primer ministro Samaras buscar aliviar la austeridad

Por Deepa Seetharaman y George Georgiopoulos

ATENAS, 2 jul (Reuters) - El Banco Central Europeo dijo el lunes que Grecia no debe perder tiempo tratando de renegociar su rescate internacional, mientras el Gobierno discute un plan para aliviar sus condiciones antes de una revisión que realizarán sus acreedores en el país.

Repitiendo los comentarios de varios miembros de la eurozona, el consejero del BCE Jörg Asmussen señaló que es poco probable que el primer ministro griego, Antonis Samaras, tenga mucho margen de acción para cambiar las medidas de austeridad exigidas por la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional en virtud de su programa de rescate.

“La primera prioridad para el nuevo Gobierno griego tiene que ser poner de nuevo en marcha el programa (de rescate)”, dijo Asmussen en un discurso en Atenas. “El nuevo Gobierno no debe perder un tiempo precioso tratando de evitar o flexibilizar el programa”.

Frente a la enorme presión pública, Samaras quiere más tiempo para cumplir con los objetivos y diluir las medidas de austeridad que han ayudado a condenar a Grecia a un quinto año de recesión.

Los ministros de la coalición liderada por los conservadores celebraban conversaciones el lunes para elaborar el plan antes de que los inspectores de la “troika” -conformada por la UE, el BCE y el FMI- comiencen a supervisar los avances de Grecia en cuanto a ajustes fiscales y reformas.

Fuentes griegas y de la troika dijeron que los inspectores iniciarán sus trabajos el miércoles. El proceso podría llevar varias semanas.

“No hemos visto ninguna cifra durante algún tiempo. Necesitamos por lo menos una semana para ponernos al día”, dijo a Reuters un funcionario de la troika.

La victoria de los conservadores, liderados por Samaras, en los comicios del 17 de junio sobre un bloque izquierdista radical que había prometido eliminar el acuerdo de rescate puso fin a la amenaza inmediata de que Grecia pudiera dejar el euro.

Pero la precaria coalición gobernante, formada por sectores de derecha y centroizquierda, se forjó con la promesa de aliviar la carga de una sociedad que lucha con las subidas de impuestos, el desempleo y las reducciones salariales impuestas a cambio de dos rescates por miles de millones de euros desde 2010.

Samaras dice que la severa austeridad sólo ha asfixiado la economía griega y retrasado la recuperación.

La zona euro sostiene que el programa puede ser ajustado para tener en cuenta las semanas de parálisis política que se vivieron en el país por las elecciones realizadas en mayo y junio y por una recesión más profunda de lo esperado.

Sin embargo, los prestamistas, encabezados por Alemania, el mayor contribuyente al plan de rescate, han descartado cualquier cambio radical al programa. (Información adicional de Dina Kyriakidou, Harry Papachristou y Renee Maltezou en Atenas, Christian Plumb y Lionel Laurent en París. Escrito por Matt Robinson.)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below