España presentará techo de gasto en próximas semanas

viernes 29 de junio de 2012 16:31 CEST
 

MADRID, 29 jun (Reuters) - En su intento por reconducir las cuentas públicas, el Gobierno español presentará en las próximas semanas el techo de gasto de 2013 y anunciará un plan de ajustes a medio plazo en septiembre, según dijo la vicepresidenta del Ejecutivo tras una cumbre europea donde la deuda española recibió un importante respaldo.

Tras recordar que España tiene una serie de procedimientos abiertos por déficit excesivo, Soraya Sáenz de Santamaría dijo el viernes, tras una reunión del consejo de ministros, que España se atendrá a las recomendaciones de Bruselas en dichos procesos.

"¿Cuáles son los pasos que hay que dar a partir de ahora? Ir cumpliendo las observaciones que se dan en el marco de la UE, presentar el techo de gasto, cumplir con el compromiso que hemos asumido de presentar un plan de ajuste como marca la ley orgánica de estabilidad presupuestaria y queremos hacerlo con el horizonte de 2014 y los próximos presupuestos generales del estado en el mes de septiembre", dijo.

La vicepresidenta no quiso aclarar, sin embargo, si se pondrían en marcha los ajustes que, según han reconocido estos últimos días miembros de Hacienda, baraja el Gobierno.

"El Gobierno anunciará estas reformas cuando estén redactadas y elaboradas", dijo Sáenz.

Entre las medidas que contempla el Ejecutivo se encuentran subir el IVA reducido de algunos productos y servicios, aplicar un gravamen sobre los hidrocarburos conocido como "céntimo verde" y eliminar la desgravación por compra de vivienda.

Además, el Ministerio de Hacienda no descartó el miércoles rebajar el sueldo de los empleados públicos para reforzar los objetivos de déficit, aunque posteriormente el gabinete de comunicación del Ministerio envió una nota a medios diciendo que las declaraciones habían sido malinterpretadas.

Tanto la Comisión Europea como el FMI han dicho en varias ocasiones que España no alcanzará sus objetivos de déficit público - del 5,3 por ciento en 2012 y del 3 por ciento en 2013, desde el 8,9 por ciento en 2011 - si no introduce nuevas fórmulas que permitan aumentar los ingresos o reducir el gasto público.

Ante este panorama, y teniendo en cuenta el rescate a la banca española y las concesiones a España e Italia en el Consejo Europeo, muchos apuntan a que las recomendaciones de la Comisión Europea podrían convertirse en obligaciones, pese a que en sentido estricto la ayuda al sector financiero está exenta de compromisos macroeconómicos.   Continuación...