España podría bajar pago por interrupción suministro eléctrico

miércoles 27 de junio de 2012 13:16 CEST
 

MADRID, 27 jun (Reuters) - El ministro de Industria apuntó el miércoles en el Congreso a la posibilidad de un nuevo recorte en los pagos por interrumpibilidad -retribución que cobran los grandes consumidores por dejar de recibir suministro en momentos de alta demanda- para poder cumplir con el objetivo de que no se produzca déficit de tarifa en el año 2013.

"El Gobierno considera importante seguir manteniendo la interrumpibilidad si bien la cuantía que sea, mayor o menor, va a depender de la necesidad de ajustar el déficit de tarifa del año 2013", dijo José Manuel Soria en el Congreso de los Diputados.

El titular de Industria indicó que en los últimos tres años el Estado ha pagado por este concepto unos 1.285 millones de euros a pesar de que no se ha producido interrumpibilidad desde 2007 debido a la caída de la demanda de electricidad derivada de una prolongada crisis económica.

Para este año, la previsión actual para este coste regulado o peaje del sistema eléctrico es de algo más de 500 millones de euros, después de haber sido recortado en 50 millones de euros en marzo dentro de una serie de medidas contra el déficit tarifario.

El déficit de tarifa -una deuda acumulada de 25.000 millones de euros que tienen los consumidores con las eléctricas por la diferencia de costes e ingresos del sistema- se ha convertido en el principal quebradero de cabeza de Industria, que trabaja a marchas forzadas en una reforma del sistema que se demorará más allá de junio, mes para el que estaba prevista en un principio.

Desde enero, el ministerio ha anunciado medidas para taponar el déficit de este año, cuyo techo está fijado en 1.500 millones de euros, entre ellas una moratoria a las primas para nuevas instalaciones renovables, recortes en los costes regulados y subidas en el recibo de electricidad.

El propio Soria dijo en la víspera que tras el resultado de la subasta Cesur entre comercializadoras de electricidad de último recurso -que marca la mitad del recibo para la mayoría de los hogares españoles- la factura de la luz podría volver a subir alrededor del 5 por ciento tras subir un 7 por ciento en marzo.

"No iríamos desencaminados si habláramos de una subida del 5 por ciento", dijo en declaraciones a ABC Punto Radio, aunque añadió que el incremento "aún no está cerrado". (Información de Jose Elías Rodríguez; editado por Tomás Cobos)