Un sabotaje coordinado detiene nueve líneas del Metro de Madrid

miércoles 25 de abril de 2012 13:36 CEST
 

MADRID, 25 abr (Reuters) - Un sabotaje coordinado consiguió paralizar el servicio en nueve de las 11 líneas del Metro de Madrid el miércoles en plena hora punta matinal, una acción de protesta por el aumento de las tarifas en la red de transporte público de la capital, en un contexto de crisis económica en España y duros recortes presupuestarios.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, la conservadora Esperanza Aguirre, del mismo partido que gobierna en España, criticó duramente la acción - reivindicada en un correo electrónico anónimo a los medios de comunicación - y afirmó que emprenderá medidas contra sus autores.

"Estos individuos que han puesto en peligro la seguridad de los ciudadanos y los viajeros y que están haciendo un flaquísimo servicio al magnífico transporte público que tenemos en Madrid no pueden irse de rositas", dijo a los periodistas.

"No se van a ir de rositas, por lo menos en lo que afecte a la sociedad Metro de Madrid y al Gobierno de Madrid", agregó.

España está inmersa en su segunda recesión en tres años y el Gobierno del Partido Popular, que arrasó en las elecciones generales de noviembre, ha emprendido una serie de duras reformas y medidas de austeridad con las que pretende reducir el déficit público para cumplir los objetivos marcados por la Unión Europea y calmar la turbulencia en los mercados, que han situado a España en el ojo del huracán de la crisis de la deuda en la eurozona.

Precisamente el déficit de las comunidades autónomas es una de las cuestiones que más preocupan a los mercados, que desconfían de que el Gobierno central pueda controlar sus cuentas.

El Gobierno autonómico madrileño aprobó este mismo mes una subida de las tarifas de entre el 7 y el 30 por ciento a partir del 1 de mayo, aunque Aguirre la justificó argumentando que afecta a los billetes de descuento, y que el billete sencillo mantiene su precio si se recorren hasta cinco estaciones.

La Comunidad de Madrid atribuyó la medida por el encarecimiento de la electricidad, el gasóleo y la bajada de las ayudas al transporte recibidas del Gobierno central.

  Continuación...