La imagen de la presidenta argentina se derrumba en España

miércoles 18 de abril de 2012 14:12 CEST
 

MADRID, 18 abr (Reuters) - La decisión del Gobierno argentino de expropiar YPF, propiedad de la española Repsol, ha supuesto un fuerte deterioro para la imagen de la presidenta Cristina Fernández entre los españoles, quienes creen que podría perjudicar la relación entre los dos países, de acuerdo con un sondeo publicado el miércoles.

La presidenta argentina se convierte así en una de los líderes extranjeros peor valorados, con una nota de 3,4 sobre 10, la misma que el primer ministro ruso Vladimir Putin y solo por delante del presidente cubano Raúl Castro, que recibe un 2,7, según el barómetro del Instituto Elcano.

La anterior encuesta de este instituto de estudios internacionales, realizada en marzo, daba a Cristina Fernández de Kirchner una nota de 5.

Los dirigentes extranjeros mejor valorados son el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, con un 6,2, y la canciller alemana, Angela Merkel, con un 5,6.

Además, un 80 por ciento de los españoles considera grave la decisión de expropiar YPF, de los que casi un 55 por ciento lo ve bastante o muy grave, y un 44 por ciento cree que las relaciones entre España y Argentina empeorará, 10 puntos más de los que opinan que seguirán igual.

Ello a pesar de que los españoles apoyan firmemente la pretensión de soberanía sobre las islas Malvinas, una de las causas más delicadas para los argentinos y que la propia presidenta Cristina Fernández reivindicaba recientemente con motivo del aniversario de la guerra.

Sólo un siete por ciento da la razón a Reino Unido en este contencioso, que los españoles comparan con el que existe sobre Gibraltar, mientras que un 50 por ciento se la da a Argentina.

Esta parte del barómetro se realizó entre el 13 y el 17 de abril mediante entrevista telefónica a 500 personas, mientras que la encuesta más completa tuvo lugar a mediados de marzo, entrevistando a 1.000 personas.

El sondeo de abril también reflejó una pérdida de popularidad de dos de los principales dirigentes europeos, el presidente francés Nicolas Sarzkozy, y el primer ministro italiano, Mario Monti, que en los últimos días han hecho declaraciones en las que criticaban a España o la mencionaban como un problema en la crisis de deuda en la eurozona.   Continuación...