Ibex cae 3% por inquietud sobre crisis europea y economía EEUU

martes 10 de abril de 2012 18:10 CEST
 

MADRID, 10 abr (Reuters) - El Ibex-35 recibió un nuevo varapalo el martes, con un descenso del 3 por ciento y niveles no vistos en más de 3 años, al sumarse en esta ocasión a la persistente incertidumbre por España y el conjunto de la zona euro la preocupación por el mercado de trabajo en Estados Unidos.

Analistas señalaban que aunque el mercado se acerca a niveles técnicos que teóricamente podrían ofrecer soporte, en esta ocasión no existen los catalizadores políticos que permitieron al mercado recuperarse en baches recientes de la crisis de la eurozona.

"Al contrario que entonces, en estos momentos no está planteado en estos momentos no está planteado sobre el horizonte nada parecido en el corto plazo", dijo Daniel Pingarrón, estratega de IG Markets.

"El BCE ha llegado a su límite, y los políticos europeos no tienen demasiado potencial para generar grandes expectativas (la combinación de los Fondos de Rescate era una de las últimas demandas claras que satisfacer)", añadió el analista, señalando además que "Nicolas Sarkozy, una de las autoridades políticas con más influencia sobre los mercados, se encuentra inmerso en el proceso electoral francés".

El mercado neoyorquino contribuyó a la tendencia negativa el martes al abrir con descensos por la preocupación sobre un estancamiento de la recuperación de Estados Unidos tras los flojos indicadores laborales publicados recientemente en la primera potencia económica mundial.

En el frente europeo, el recorte de 10.000 millones de euros en educación y sanidad anunciado por el Gobierno español el lunes no tuvo impacto en las operaciones bursátiles del martes.

"El improvisado anuncio de ayer por parte del Gobierno ha tenido un efecto nulo sobre la bolsa española", dijo Daniel Pingarrón, estratega de IG Markets en una nota para clientes.

Al contrario de lo pretendido por el Ejecutivo español al anunciar una aceleración de los ajustes y reformas, el diferencial de la deuda española a 10 años frente a su equivalente alemán subía hasta los 434 puntos básicos, una cota no vista desde finales de noviembre y el Bono del Tesoro español a 10 años rozaba el nivel crítico del 6 por ciento.

El euro también sufría por los temores sobre Europa y la única consolación relativa para gran parte de la renta variable española era el descenso del precio del crudo asociado a la perspectiva de un enfriamiento de la economía a nivel mundial.   Continuación...