10 de abril de 2012 / 10:54 / en 5 años

ACTUALIZA 1-Banca precisará más fondos si economía empeora -B.E.

* Gobernador de Banco de España ve lejos recuperación económica

* Insta a mayor bancarización de cajas de ahorros

* Pide más competencias para B.E. y que se respete su independencia (añade citas y contexto)

MADRID, 10 abr (Reuters) - El gobernador del Banco de España (B. E.) dijo el martes que las entidades financieras españolas precisarán más capital si la recesiva economía española se deteriora más de lo esperado.

"Si la economía española finalmente se recupera, será más que suficiente con lo hecho, pero si la economía empeorara más de lo previsto, habrá que seguir aumentando y mejorando el capital lo que sea necesario para seguir contando con entidades sólidas", dijo el martes Miguel Ángel Fernández Ordóñez en un encuentro financiero en Madrid.

El sector bancario, uno de los principales motivos de desconfianza de los inversores extranjeros hacia España, está inmerso en un proceso de saneamientos inmobiliarios y concentraciones diseñado por el Gobierno para alejar el temor a un rescate a la irlandesa.

Fernández Ordóñez reconoció que la recuperación de la economía española - para la que este año el Gobierno prevé una contracción del 1,7 por ciento y el propio Banco de España del 1,5 por ciento -, queda lejos.

"No es probable que veamos pronto una fuerte recuperación de la economía española. Las salidas de las crisis derivadas de un exceso de endeudamiento o de pérdida de competitividad dentro de una Unión Monetaria son muy lentas y justamente por eso no podemos caer en la autocomplacencia", dijo.

"España debe seguir mejorando su competitividad para generar superávit corrientes durante bastantes años y así poder reducir su posición neta de deuda internacional", agregó.

En este sentido, el Gobierno del Partido Popular anunció el lunes una aceleración de las reformas y los recortes presupuestarios con el fin de despejar las incertidumbres sobre España, cuya prima de riesgo se encuentra bajo fuerte presión en los últimos días por las dudas sobre la capacidad del país de reconducir sus finanzas públicas. En concreto, avanzó ajustes de 10.000 millones de euros en los servicios públicos de sanidad y educación.

MAYOR BANCARIZACIÓN DE LAS CAJAS

Ordóñez señaló que el proceso de reestructuración financiera que han realizado hasta el momento las cajas de ahorros - con una relativa bancarización, fusiones y la salida a bolsa de dos bancos controlados por sendos grupos de cajas - no basta y deberían tomarse medidas para profundizar su transformación.

"Otra línea de trabajo es la de avanzar en la reducción de los órganos de gobierno de las cajas para evitar duplicidades una vez que han traspasado su negocio financiero a los bancos que han creado, los cuales, a partir de un cierto tamaño, deberían cotizar todos en bolsa", dijo.

"Una alternativa de mayor enjundia sería la de aprobar una ley que obligase a las cajas a que, en un plazo razonable, dejasen de participar de forma significativa en entidades de crédito e invirtieran lo que deseen -y quizá con mayor rendimiento - para seguir desarrollando su obra social", añadió.

El Banco de España, que en la última reforma financiera ha tenido un papel menos protagonista que en la realizada por el partido socialista, debería en opinión de Ordóñez tener más competencias que las actuales y se debería también respetar su independencia.

"(...) convendría traspasar del Ministerio de Economía al Banco de España buena parte de las competencias del régimen sancionador, de otorgamiento de licencias, etc., en línea con lo que ha venido sugiriendo desde hace tiempo el Fondo Monetario Internacional", dijo el Gobernador, cuyo mandato expira en junio.

"Es trascendental seguir respetando la autonomía del Banco de España en su actuación supervisora y que los gobiernos sigan sin caer en la tentación de interferir en las decisiones de la supervisión del Banco, sin perjuicio de que sigan ocupándose del diseño de los instrumentos legales y de la defensa del buen uso de los recursos públicos", indicó.

A las críticas veladas desde el Gobierno a la supervisión del crédito promotor realizado durante la burbuja inmobiliaria y la posterior crisis financiera - así como a la falta de control de los salarios de las cajas de ahorros que han recibido ayudas del Estado -, el gobernador de la institución respondió pidiendo más mecanismos que faciliten su labor.

"Se debería seguir concediendo al Banco de España instrumentos que permitan que las actuaciones de la supervisión se puedan desarrollar de una manera ágil y simple y no complicada y lenta", dijo.

Fernández-Ordóñez lanzó otro mensaje al Ejecutivo al indicar que la minimización por parte del Gobierno actual y el anterior del uso de fondos públicos para la reestructuración bancaria - debido a las dificultades presupuestarias - era el principal motivo de la lentitud del proceso.

"Con esta estrategia de minimizar el uso de recursos públicos, el trabajo de reestructuración se multiplica y se dilata", señaló, añadiendo que un rescate público de la banca, con la creación de un banco malo a la irlandesa, habría acelerado la reconversión, aunque ello hubiera supuesto el riesgo de una intervención como la que sufrió Dublín.

"Aquí no ha habido un Estado que, con la chequera de los contribuyentes, haya comprado a los bancos sus activos malos, y en un momento, se hayan resuelto todos los problemas a las entidades supervisadas", señaló.

En estos momentos hay tres entidades - CatalunyaCaixa, Banco de Valencia y NovaCaixaGalicia - cuyo control ha tenido que asumir el Banco de España, a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), para el que Ordóñez pidió también más poderes.

"Habría que autorizar al FROB a asumir los poderes de las juntas de accionistas en los bancos intervenidos y eliminar requisitos legales que retrasan la transmisión de activos y pasivos", dijo.

En un contexto de máxima presión sobre España en los mercados de deuda, Ordóñez se sumó a las voces de los organismos internacionales que piden al Gobierno de Mariano Rajoy acelerar las reformas.

"(...) el crédito no mejorará mientras no aumente la demanda solvente, y de ahí que sea tan importante acometer otras reformas económicas que den confianza a consumidores e inversores, como la de reducir el déficit público o reformas como la del mercado de trabajo".

Está previsto que el Gobierno designe este verano el sucesor para el puesto de Ordóñez, que finaliza en junio un mandato improrrogable de seis años. (Información de Jesús Aguado; escrito por Tomás Cobos; editado por Carlos Ruano)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below