Eléctricas España temen Gobierno recorte sus ingresos -prensa

sábado 24 de marzo de 2012 15:37 CET
 

MADRID, 24 mar (Reuters) - Las empresas eléctricas españolas temen que la reestructuración del sector energético que prepara el Gobierno para resolver el problema del déficit tarifario incluya un recorte de hasta 500 millones de euros en la retribución que reciben por distribuir la electricidad, según indicaron varios medios de comunicación el sábado.

Según indica El País, la medida se aprobaría el próximo viernes, en un Consejo de Ministros que también decretaría una subida de la luz de entre el 6 y el 7 por ciento en aplicación de lo dictaminado por el Tribunal Supremo.

Fuentes del Gobierno español señalaron que el Ejecutivo aún no ha tomado ninguna decisión sobre estas cuestiones.

Las empresas temen que el decreto, según indican El País y El Mundo, no afecte a la actividad de transporte de la energía que realizan Red Eléctrica de España (REE) y Enagás, ambas con participación del sector público, lo que habría desatado las iras entre las empresas energéticas, que llevarían el caso a los tribunales.

El retorno que reciben las compañías eléctricas -entre las que se encuentran Iberdrola, Gas Natural Fenosa y Endesa - por sus inversiones en la red de distribución es de en torno al 7 por ciento, y en 2011 supuso unos ingresos por esta partida de 5.400 millones, que Industria rebajaría en un 10 por ciento, según afirman los medios.

Una segunda fase de la reforma energética se aprobaría en abril o mayo, indicaron los diarios.

El ministro de Industria, José Manuel Soria, ha indicado en numerosas ocasiones que el peso del ajuste necesario para eliminar el déficit de tarifa no deben cargarlo solo los consumidores, sino que todos los agentes implicados debían asumir parte del problema. El Gobierno también ha negado que se plantee una quita de la abultada deuda que el consumidor mantiene con las eléctricas españolas

El Tribunal Supremo impuso este mes a Industria que suba el recibo de la luz con el fin de evitar que se genere nuevo déficit de tarifa, una deuda de más de 24.000 millones de euros que adeudan los consumidores a las eléctricas por la diferencia entre los costes y los ingresos del sistema y que es reconocida por el Estado español.

También propuso una subida de la luz la Comisión Nacional de Energía (CNE), que planteó una serie de medidas desde el aumento de los peajes a la liberalización total de las tarifas, pasando por recortes a las primas de la energía solar o a la retribución regulada de electricidad y gas.

El Gobierno respondió a la CNE con un duro comunicado, en el que lamentaba la divulgación del mismo y aseguró que se trata de un texto consultivo con algunas medidas que no son compartidas y "no se van a adoptar". (Información de Andrés González y Tomás Cobos, editado por Cristina Fuentes-Cantillana)