Pesimismo económico castiga al Ibex por cuarto día consecutivo

viernes 23 de marzo de 2012 18:07 CET
 

MADRID, 22 mar (Reuters) - El Ibex-35 de la bolsa española acabó por cuarta jornada consecutiva a la baja el viernes, ante peores perspectivas económicas en China y la eurozona, aunque a última hora el recorte se vio atemperado por el avance de los grupos de materias primas en las principales plazas europeas.

Entre los valores que más pesaron en el índice se encontraron los grandes bancos, con un descenso del 0,95 por ciento en Santander y del 1,14 por ciento en BBVA . El elevado peso del sector financiero en el mercado español llevó de nuevo a un comportamiento peor que el de la mayoría de bolsas europeas.

"España sigue preocupando", dijo un operador en referencia al difícil equilibrio que tiene España por delante entre la reconducción fiscal y una economía en recesión. "El difícil panorama de la economía y, por lo tanto, de la financiación del Estado, supone todo un reto para los bancos, para los que aún no se ve el fin de esta larga travesía del desierto".

La semana que viene España vivirá tres acontecimientos de gran calado en el contexto del actual proceso de ajuste económico: huelga general el 29 de marzo, presentación de los Presupuestos Generales del Estado el 30 de marzo y fin del plazo el 31 de marzo para que las entidades españolas presenten al Banco de España su hoja de ruta con el fin afrontar los nuevos saneamientos inmobiliarios que exige el Gobierno.

Destacó en este sentido la caída de Banca Cívica, que cayó más del 6 por ciento tras publicarse en prensa que Caixabank ultima una oferta por la primera sin prima sobre la cotización en el contexto de la reestructuración del sector financiero.

El banco de La Caixa se dejó un 0,91 por ciento.

En otra sesión de fuertes oscilaciones, los últimos indicadores macroeconómicos chinos y europeos, así como la decepción por datos recientes sobre el mercado estadounidense de vivienda, invitaron al pesimismo, con fuertes repuntes en las primas de riesgo de la periferia europea.

El diferencial de la deuda española a 10 años frente a su equivalente alemán se situaba en el momento del cierre bursátil en los 351 puntos básicos, aunque en la jornada llegó a tocar niveles en torno a los 366 puntos básicos.

El Ibex-35 acabó con un retroceso del 0,86 por ciento a 8.281,8 puntos, tras haber llegado a caer hasta los 8.192,6. El índice español ha caído en la semana un 2,4 por ciento y los últimos cuatro días suponen la peor racha de caídas consecutivas desde principios de enero.   Continuación...