21 de marzo de 2012 / 11:58 / hace 5 años

El fútbol español también debe ajustarse el cinturón

7 MIN. DE LECTURA

Por Carlos Castellanos Tiscornia

MADRID, 21 mar (Reuters) - En vísperas de que España apruebe un presupuesto que contempla recortes de casi 35.000 millones de euros, una deuda fiscal de 752 millones de euros podría ser considerada anecdótica, si no fuera porque se trata de pagos pendientes de los clubes profesionales de fútbol.

La noticia, desvelada gracias a una pregunta parlamentaria de Izquierda Unida, ha cuestionado el modelo económico- incluso con propuestas de regular el gasto del sector- del glamuroso deporte rey, que ha proporcionado algunas de las pocas alegrías a la España de los más de cinco millones de parados, sumida en el pesimismo y atenazada por la crisis.

Según los datos desvelados en el Parlamento, en algo menos de cuatro años la deuda fiscal de los clubes a final de 2011 supera en 150 millones de euros los 607 millones de euros pendientes de pago en abril de 2008.

La Liga de Fútbol Profesional reaccionó rápidamente tratando de calmar los ánimos al señalar que los clubes han acordado con Hacienda diversos aplazamientos, por lo que no hay incumplimientos.

Una fuente oficial de la Agencia Tributaria consultada por Reuters explicó que la deuda de cada club de fútbol se estudia de forma individual, como la de cualquier contribuyente. "Cuando se trata el aplazamiento o el fraccionamiento vemos cómo se puede resolver, se mira la viabilidad y las garantías. No existe un trato de favor con los clubes de fútbol".

El Ajuste Debe Llegar Al fútbol

El importe que adeuda el fútbol español a Hacienda no deja de ser una gota de agua en el océano del déficit del Estado, pero desde muchos sectores se exige un mayor control del gasto de los clubes y un cumplimiento de los pagos de un deporte que genera anualmente unos 1.800 millones de euros.

El presidente del Consejo Superior de Deportes, Miguel Cardenal, dijo a Reuters que en la actualidad se está trabajando con la LFP para encontrar una solución al problema que afecta a una parte del fútbol. "El CSD y la LFP están trabajando de una forma muy seria, rápida y continua para ofrecer a la sociedad española en un plazo no muy largo un plan que conduzca a que fútbol español no tenga ninguna deuda con Hacienda ni la vuelva a generar nunca".

Cardenal agregó que el plan es "dotar a los clubes profesionales de instrumentos normativos para organizar la actividad económica que llevan a cabo y hacer todo lo posible para evitar que se repita la situación actual".

El Grupo Parlamentario Socialista ha presentado una proposición no de Ley en el Congreso que reclama una regulación del deporte profesional en España, con un sistema de control económico.

"La competición exige paridad e igualdad entre los competidores. No es justo que unos paguen y otros no. La norma debe ser que los equipos que no pagan no pueden competir", dijo el portavoz socialista de Deporte, Manuel Pezzi.

"Tiene que haber unos mínimos que debemos cumplir todos. El que no paga sus impuestos porque hace unos fichajes caros está haciendo trampa. Una competición limpia requiere las mismas condiciones para todos", explicó a Reuters.

"La solución pasa por un control de los gastos, de los fichajes y de los salarios. Esto tiene que estar regulado", añadió Pezzi. "Además habría que crear un órgano vigilante, al estilo de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones".

La Deuda Provoca críticas Desde El Extranjero

Recientemente, el presidente del club alemán Bayern Munich, Uli Hoeness, dijo que los clubes endeudados deben mirar las propias economías y ser racionales. "Pagamos miles de millones de euros (a España) para que salgan... y luego los clubes no pagan la deuda".

El periódico británico "The Independent" calificó la situación de "doping financiero" y una vergüenza en un país que tiene el 50 por ciento de los jóvenes en paro.

España tiene 5 clubes en los cuartos de final de la Liga de Campeones y la Liga Europa. De estos, Real Madrid y Athletic Club dijeron que no tienen deuda alguna con Hacienda, mientras que el Atlético de Madrid confirmó a Reuters que a 30 de junio de 2011 debía a las arcas públicas 152 millones de euros, aunque desde entonces ha realizado pagos de 52 millones de euros y en estos momentos está al corriente con sus obligaciones.

El Valencia resaltó también que sus pagos con Hacienda están al día, sin revelar el importe que adeuda, mientras que no fue posible obtener comentarios del FC Barcelona. La prensa deportiva cifró la semana pasada la deuda del Barcelona con la Agencia Tributaria en 48 millones de euros y la del Valencia en 6 millones.

En la actualidad, 12 clubes de primera y segunda división se encuentran en concurso de acreedores: Racing Santander, Rayo Vallecano, Real Zaragoza, Mallorca, Betis, Granada, Hércules, Cádiz, Albacete, Recreativo de Huelva, Xerez y Córdoba.

A pesar de la precaria situación económica de una parte del fútbol español, los clubes de este país invirtieron 344 millones de euros en fichajes durante el pasado verano. Esa suma supera en un 31 por ciento la cantidad gastada en el mismo período de pases de 2010, según informaciones recogidas por la prensa.

Al mismo tiempo que la inversión en fichajes se disparaba, el fútbol español vivía la primera huelga de jugadores en casi tres décadas debido a la deuda acumulada de algunos clubes de casi 50 millones de euros con unos 200 futbolistas. El paro, que paralizó la primera jornada de liga, concluyó cuando la Asociación de Futbolistas Españoles y la Liga de Fútbol Profesional llegaron a un acuerdo que garantizó los salarios pendientes.

La deuda total del fútbol español se estima entre los 4.000 y 5.000 millones de euros, una décima del déficit del Estado, y según José María Gay, profesor de Economía Financiera y Contabilidad de la Universidad de Barcelona, el modelo actual es deficitario y no hay voluntad de solucionarlo.

En una reciente entrevista en la prensa, Gay indicó que existe la necesidad de explotar la competición de mejor forma a nivel internacional. "Nuestra Liga cobra 618 millones de euros por derechos de televisión, casi lo mismo que la francesa y un tercio menos que la italiana. Si miramos a la liga inglesa (cobra por derechos de televisión 1.270 millones de euros), no podemos compararnos".

En cuanto al jugoso reparto de los derechos de televisión, Gay aboga por una distribución diferente sobre una base que prima a los grandes clubes (en la actualidad el Real Madrid y el Barcelona se llevan el 40 por ciento de los ingresos).

En este sentido, Pezzi dijo que la negociación con las televisiones debe ser colectiva y no individual y que el reparto del dinero debe ser menos desigual. "Entiendo que Real Madrid y Barcelona deban recibir una cantidad mayor que el resto, pero las diferencias no deben ser abismales". (Editado por Carlos Ruano)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below