13 de enero de 2012 / 8:38 / hace 6 años

Dinamarca se compromete a llevar estabilidad a la Unión Europea

4 MIN. DE LECTURA

Por Luke Baker

COPENHAGUE, 12 ene (Reuters) - Dinamarca asumió el jueves la presidencia de la Unión Europea señalando que trabajará para sanar las divisiones entre Reino Unido y otros estados miembros por la crisis de deuda de la UE.

Como uno de los diez países que no utilizan el euro, Dinamarca se encuentra en la difícil posición de tratar de ayudar a controlar la crisis de deuda de Europa que ya lleva dos años, aunque no se encuentra entre quienes toman las decisiones de la euro zona.

Una de las prioridades de Dinamarca será ayudar en un nuevo "pacto fiscal" que tiene como objetivo imponer reglas presupuestarias más estrictas a los estados miembros de la zona euro y otros países que se han adherido al pacto.

En una cumbre el 9 de diciembre, 26 de los 27 miembros de la Unión Europea señalaron su voluntad de unirse al tratado, y sólo Reino Unido no quiso hacerlo.

"La familia de la UE es una familia de 27 y nada menos", dijo a periodistas el ministro europeo Nicolai Wammen en Copenhague, al comienzo de su presidencia de seis meses, lo que le da a Dinamarca la responsabilidad de planear la agenda de la UE.

"La manera de cumplir esa misión es ser un intermediario sincero en la mesa de negociaciones y también llevar a cabo una presidencia competente y responsable", acotó.

Dinamarca formará un "puente de estabilidad", dijo la primera ministra, Helle Thorning-Schmidt, en una conferencia de prensa paralela.

Otras autoridades dijeron que la frase indica que Dinamarca podría trabajar con Reino Unido, su aliado cercano, para ver si Londres puede ser llevado de vuelta al grupo.

Hacer frente a la crisis de la deuda será un gran trabajo para un país de 5,5 millones de personas que no tiene la divisa única europea.

"Vamos a hacer lo que podamos para sacar a Europa de la crisis", dijo Thorning-Schmidt a periodistas.

Dinamarca también tendrá que presionar a otros estados miembros para firmar el tratado y convencer a su propio pueblo de que lo apoye.

En muchos países, incluido Dinamarca, los parlamentos todavía tienen que aprobar formalmente el pacto de diciembre, y analistas están preocupados de que surjan nuevas divisiones.

Un último borrador del acuerdo redactado de manera más suave dio el miércoles cierta seguridad a algunos estados miembros que aún se muestran reticentes.

"Es la firme creencia del Gobierno danés que el acuerdo ahora en discusión contiene varios elementos importantes que están en línea con los intereses nacionales de Dinamarca", dijo Wammen.

La economía de Dinamarca depende fuertemente de la estabilidad de la zona euro, ya que el 65 por ciento de sus exportaciones van dirigidas a Europa.

Los daneses podrían oponerse a la adopción del euro, pero la industria danesa tiene un gran interés en una moneda única estable, y los políticos del país están resueltos a mantener unida a Europa.

Las autoridades danesas también que se centrarán en la política energética y la medioambiental durante su presidencia. El país ha tratado de convertirse en un líder en tecnologías ecológicas en los últimos 20 años y pretende alimentarse únicamente de energías no fósiles para 2050, un objetivo que va camino de cumplir.

Pero el elevado coste de invertir en energías renovables lo ha convertiro en una barrera para muchas empresas, sobre todo con una crisis que dura dos años. (Traducido por la Mesa de Santiago de Chile; Edición de Teresa Larraz)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below