22 de diciembre de 2011 / 8:43 / hace 6 años

Ibex-35 recibe al nuevo Gobierno español con avances

MADRID, 21 dic (Reuters) - La bolsa española dio la bienvenida con alzas moderadas al nuevo equipo de Gobierno español, aunque se mantenía cierta cautela por las incertidumbres sobre los efectos que tendrá la “barra libre” de liquidez ofrecida por el Banco Central Europeo (BCE) para la banca.

Entre otros factores, persistían incertidumbres sobre si la subasta de préstamos a tres años que el BCE ofreció a la banca de la eurozona se traducirá en un flujo real de liquidez a la maltrecha economía de la región. Además, analistas y operadores señalaban que la medida, pese a aliviar las presiones de financiación sobre la banca y ayudar a la deuda periférica europea, no era por sí sola una solución a la grave crisis soberana de la eurozona.

Los analistas de Renta 4 señalan que en el plano macro el mercado estará pendiente de datos macroeconómicos en Estados Unidos, “donde esperamos confirmar la mejora de los datos de desempleo semanal vista la semana pasada, de la confianza consumidora de la Universidad de Michigan (dato final) y los datos finales del PIB del tercer trimestre”.

El diferencial de la deuda española a 10 años frente a su equivalente alemán se situaba en los 335 puntos básicos, frente a los 317 puntos de última hora del miércoles.

El Ibex-35 subía un 1,13 por ciento ciento a 8.473,4 puntos, tras cerrar en negativo la jornada anterior, mientras el índice paneuropeo Eurofirst ganaba un 0,98 por ciento.

En España la atención se centraba en el nuevo equipo de Gobierno que se conoció la víspera. Mariano Rajoy, nuevo presidente del Ejecutivo, desveló la identidad de los ministros con los que abordará la ardua tarea de sacar al país de la crisis más grave de las últimas décadas, rodeándose de un grupo de gran calado económico, con Luis de Guindos como titular de Economía y Competitividad.

“Con el nuevo gobierno ya definido, en los próximos meses será clave que se concreten las medidas para cumplir con los objetivos de déficit público (compromiso de austeridad fiscal) y las reformas estructurales necesarias para impulsar el crecimiento económico en el medio plazo, tal y como ha apuntado el nuevo ministro de economía”, dijo Renta 4.

“Por el momento, el mercado apuesta por ello, como se puede apreciar en el fuerte recorte de riesgo soberano en el último mes”, añadió.

Las acciones de la banca, en el centro de las preocupaciones del nuevo Gobierno por el saneamiento pendiente del sector, registraban avances el jueves. Santander subía un 0,91 por ciento y BBVA un 0,90 por ciento.

Fuentes del sector bancario indicaban que prácticamente toda la banca española acudió a la subasta de liquidez del BCE para obtener fondos con los que afrontar más cómodamente los abultados vencimientos de deuda que tienen el próximo año.

Destacaba en el mercado Gamesa, que subía más de un 4,57 por ciento tras conocerse que ha llegado a un acuerdo con Iberdrola que compromete a la eléctrica a adquirir el 50 por ciento de todos los aerogeneradores que compre entre 2013 y 2022 al fabricante navarro, con un límite máximo de 3.800 MW.

Analistas destacaban que el acuerdo permite a la eólica hacerse con una importante carga de trabajo para los próximos años en un momento de poca visibilidad para las energías renovables.

IAG ganaba un 1,83 por ciento tras anunciar que compró a la alemana Lufthansa su filial británica British Midland (BMI) por un importe inicial en efectivo de 172,5 millones de libras esterlinas.

“Creemos que el acuerdo es positivo para IAG. Además, del esperado aumento de la cuota de mercado, IAG podrá aprovecharse de las sinergias entre British Airways y BMI”, dijo el broker Renta 4 en una nota a clientes.

Iberdrola se anotaba un 1,79 por ciento.

Telefónica, título de mayor ponderación en el selectivo, ganaba un 0,87 por ciento. Al cierre de la sesión previa, Standard & Poor’s anunció que revisó de “estable” a “negativa” la perspectiva de su rating sobre Telefónica (“BBB+”).

También Repsol recibió malas noticias de una agencia de calificación, en este caso Moody‘s, que rebajó a “negativa” desde “estable” la perspectiva para la calificación de la deuda de la petrolera como consecuencia de la compra de un 10 por ciento de acciones propias en poder de Sacyr por 2.600 millones de euros.

La adquisición, según Moody‘s, reducirá la flexibilidad financiera de la empresa y destacó la incertidumbre en torno a la intención de la dirección de Repsol de colocar las acciones compradas a Sacyr en un plazo relativamente corto entre inversores institucionales o estratégicos.

Las acciones de Repsol subían un 0,94 por ciento. (Información de Tomás Cobos; editado por Jose Elías Rodríguez)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below