19 de diciembre de 2011 / 10:13 / hace 6 años

ACTUALIZA 1-Gobierno entrante en España no descarta subir impuestos

(añade comentarios sobre reforma de administración)

MADRID, 19 dic (Reuters) - El nuevo Gobierno español no descarta elevar los impuestos para garantizar el cumplimiento de los objetivos de déficit, según dijo el lunes la secretaria general del Partido Popular (PP), que asumirá esta semana el Ejecutivo.

“El programa del Partido Popular lo que quiere es no tener que subir los impuestos (...) pero si resulta que a la hora de examinar las cuentas públicas el déficit es mayor de lo esperado el Gobierno tendrá que tomar sus decisiones”, dijo María Dolores Cospedal en una entrevista en la emisora de radio Cope.

“Es muy importante saber hasta qué punto este año el 6 por ciento de déficit, que es el objetivo para este año, efectivamente es un 6 y no hay una desviación mayor... a partir de ahí se tendrán que tomar las decisiones”, agregó.

La liquidación definitiva de las cuentas públicas no se conocerá hasta marzo del año próximo, ejercicio para el que el objetivo de déficit presupuestario es del 4,4 por ciento.

Tras las elecciones generales del 20 de noviembre, que dieron la victoria por mayoría absoluta al PP, un alto dirigente de los populares indicó que los recortes podrían oscilar entre los 15.000 millones (si el déficit de 2011 es del 6 por ciento) y los 30.000 millones.

A la espera del discurso de investidura del futuro presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, Cospedal no adelantó grandes novedades sobre el programa económico del líder popular, que dijo se centraría en las líneas maestras ya anticipadas: reformas laboral y financiera y consolidación de las cuentas públicas.

En todo caso, Cospedal señaló que en los dos consejos de ministros que celebrará el nuevo Gobierno este año --23 y 30 de diciembre-- se tomarán medidas concretas “muy importantes” con relación a los presupuestos del Estado.

RACIONALIZACIÓN DE ADMINISTRACIÓN PÚBLICA

El máximo dirigente popular probablemente predicará con el ejemplo en su discurso de investidura anunciando una racionalización de la administración central del Estado.

“Se va a liderar esta reforma (de las administraciones públicas) para garantizar la eficacia y la eficiencia de las administraciones y se va a liderar desde la administración del Estado”, dijo Cospedal.

“La reestructuración de las administraciones públicas (...) sí va a ser una de las partes importantes en el programa de Gobierno. Es necesario evitar la cantidad de solapamientos que producen además disfunciones entre las administraciones locales, autonómicas y el Estado”, señaló.

Entre las propuestas que presente Rajoy también podría encontrase una mención a las PYMEs, un elemento fundamental de la economía española que ha sufrido mucho con la crisis y especialmente con el cierre del grifo del crédito.

“Nosotros creemos que hoy por hoy la forma más acertada de trabajar es ayudar y ayudar mucho a la pequeña y mediana empresa, que es el auténtico tejido productivo de este país y el que de verdad crea puestos de trabajo”, dijo Cospedal.

Para la secretaria general del PP es esencial reactivar la concesión de créditos mediante un saneamiento de la banca sobre el que no añadió nada concreto, limitándose a señalar que presionarán para que la regulación europea no tenga un trato discriminatorio con la banca española.

“Las instituciones europeas tienen también que tener un comportamiento que no sea tratar por igual a los que son desiguales y se han comportado de manera desigual y han tenido una cobertura de sus pérdidas y han tenido también la garantía de lo que estaban haciendo de manera distinta a lo que estaban haciendo por ejemplo instituciones financieras de otros estados miembros”, dijo.

Las exigencias de la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas inglés) confirmó a principios de diciembre que las exigencias de capital a la banca española serán casi una cuarta parte de los requerimientos al conjunto de la banca de la eurozona.

Esta decisión provocó malestar entre las entidades españolas ante la sensación de que España había recibido un trato desfavorable, ya que entre otros factores no se tuvieron en cuenta las reservas anticíclicas españolas.

En este sentido, Cospedal indicó que las soluciones para la banca europea tienen que ir de la mano de medidas que atajen la grave crisis de deuda de la eurozona.

“Tenemos una batalla muy importante que dar y todo eso tiene funcionar conjuntamente porque una medida aislada no vale para nada”, dijo en referencia a que España tengo mayor peso en las decisiones políticas y financieras en Europa. (Información de Tomás Cobos; editado por Robert Hetz, Jesús Aguado)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below