Caixabank canjearía preferentes en deuda y convertibles -fuente

jueves 15 de diciembre de 2011 12:34 CET
 

MADRID, 15 dic (Reuters) - Caixabank está estudiando una propuesta de canje de sus participaciones preferentes por importe de 4.900 millones de euros en bonos convertibles en acciones y en deuda subordinada para reforzar la solvencia del grupo, en línea con lo que están haciendo otras entidades financieras españolas, dijo el jueves un fuente con conocimiento de la operación.

"Está en trámite que el consejo apruebe esta tarde una conversión de 4.900 millones de euros de preferentes (en manos sobre todo de clientes minoristas) en bonos convertibles y en deuda subordinada. La propuesta con la que trabaja la entidad es que de las preferentes se pase un 30 por ciento a bonos convertibles en acciones y el 70 por ciento en deuda subordinada", explicó la fuente.

Un portavoz de La Caixa no quiso comentar esta información, adelantada el jueves por La Vanguardia.

Otras entidades españoles como BBVA, Santander y Sabadell también han llevado a cabo en el pasado o están en la actualidad implementando la conversión de estos instrumentes preferentes en obligaciones convertibles o acciones.

"El objetivo es dotar de más liquidez a estos nuevos instrumentos y además también se pueden obtener plusvalías dependiendo de cuántos clientes acuden a las ofertas de canje y al final te permite también reforzar solvencia", agregó la fuente.

La deuda subordinada, a diferencia de las participaciones preferentes, cuenta con vencimiento y permite a los clientes que lo deseen venderla en un mercado secundario.

La fuente explicó que en principio el canje de preferentes por convertibles y deuda será al mismo precio al que los clientes compraron las participaciones preferentes.

Esta operación es un ejercicio de anticipación a la nueva regulación europea de capital, ya que las acciones son consideradas capital de máxima calidad y las participaciones preferentes no computan como reservas de la máxima consideración en la nueva regulación europea.

En estos momentos la banca en Europa se encuentra en un proceso de recapitalización para recuperar la confianza de los inversores en un sector amenazado por el impacto de la crisis de deuda de la eurozona.

Según la Autoridad Bancaria Europea (EBA), las cinco grandes entidades sistémicas tienen un déficit de capital para llegar a alcanzar un 9 por ciento de capital a junio de 2012 de 26.171 millones de euros, de los cuales 630 millones corresponden a La Caixa. (Información de Jesús Aguado, editado por Tomás González)