14 de diciembre de 2011 / 16:03 / hace 6 años

BREAKINGVIEWS-Sacyr afronta coste de diversificación desacertada

(La autora es columnista de Reuters Breakingviews. Las opiniones expresadas son propias)

Por Fiona Maharg Bravo

MADRID, 14 dic (Reuters) - La decisión de la constructora Sacyr de diversificar su negocio en 2006 mediante la compra por 6.500 millones de euros del 20 por ciento de Repsol fue difícil de justificar incluso en aquel momento.

Sin embargo, los 38 bancos que prestaron el dinero a la constructora para llevar a cabo la operación mostraron un juicio incluso peor. Sacyr debe devolver 4.900 millones de euros el 21 de diciembre y no tiene forma de hacerlo. Los bancos tienen el látigo pero ambas partes tendrán que repartirse el dolor.

Sacyr podría pagar su deuda, teóricamente, vendiendo sus acciones de Repsol. El problema es que su participación tiene un valor actual de 5.600 millones de euros a precios de mercado. Sacyr no tiene otros activos líquidos y sus divisiones están altamente apalancadas. El grupo tiene una deuda neta de 6.500 millones de euros, excluyendo el préstamo para la compra de la participación de Repsol, más de 10 veces por encima del Ebitda previsto para este año, y una capitalización de 1.700 millones de euros.

Teniendo en cuenta el precio de la acción de Repsol, Sacyr espera vender un 8 ó 10 por ciento y refinanciar el resto. Los bancos podrían ver esta posibilidad con buenos ojos aunque prefieran recibir el pago en su totalidad. En teoría, Sacyr obtendría un precio mejor de un inversor industrial que si colocara las acciones en el mercado. Los otros accionistas de Repsol, La Caixa y la mexicana Pemex, no se perfilan como probables compradores.

Sacyr y Pemex mantienen diferencias con la dirección de Repsol tras firmar entre ellas un pacto de accionistas, por lo que el ambiente para cualquier comprador potencial no parece demasiado acogedor. Repsol, ansioso por resolver el riesgo de salida de acciones al mercado, estaría buscando compradores en el extranjero según han publicado medios.

Alcanzar un acuerdo industrial lleva tiempo, algo de lo que no dispone Sacyr. En ausencia de un inversor industrial, la venta en el mercado de un 8 por ciento podría hacerse a un descuento del 10 por ciento respecto al precio actual, dicen algunos banqueros. Eso dejaría a Sacyr con una pérdida de unos 600 millones de euros.

Los bancos tienen el recurso de utilizar las garantías, que incluyen las acciones de Repsol y otras otros activos como acciones de Testa y Vallehermoso. El tira y afloja legal sobre el valor de esas garantías sería complicado y su uso dejaría a Sacyr con un futuro incierto justo en el momento que toma posesión un nuevo gobierno en España. Por eso, las distintas partes procuran alcanzar un compromiso. Todos tendrán que compartir el dolor.

NOTICIAS DE CONTEXTO

-- Sacyr debe devolver 4.900 millones de euros de deuda antes del 21 de diciembre. Tomó el préstamo en 2006 para financiar una participación del 20 por ciento en Repsol, pignorando para ello los títulos de la petrolera.

-- Para ver columnas anteriores de la autora, los clientes de Reuters pueden hacer click en (Editado por Chris Hughes y David Evans; traducido por Carlos Castellanos)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below