ANÁLISIS- El ladrillo, material diferencial de banca española

miércoles 9 de noviembre de 2011 09:00 CET
 

* Ladrillo lastra balance de banca española, especialmente pequeñas entidades

* Gana adeptos idea de crear banco malo o vehículo para agrupar activos tóxicos

* Vencimientos suponen otro desafío ante alza de la prima de riesgo

* Santander negocia venta de un lote de activos inmobiliarios - fuentes

Por Jesús Aguado

MADRID, 9 nov (Reuters) - En un momento en el que la banca europea tiene centrada su atención en un proceso de recapitalización para reforzar sus balances por su exposición a la deuda soberana de los países periféricos de la eurozona, el principal problema de la banca española sigue siendo la búsqueda de fórmulas para reducir su elevada exposición a los dañados activos inmobiliarios.

"El verdadero lastre, tanto de la economía española como del sector financiero español, es que las entidades no conceden créditos y para desactivar esta situación hay que empezar a digerir los activos inmobiliarios de una vez por todas. En comparación con ello, las necesidades de capital de la banca española identificadas en Europa son un problema menor", dijo Ángel Berges, consejero delegado de Analistas Financieros Internacionales (AFI).

Este experto consideró que la propia capacidad de generación de resultados y la optimización de sus recursos propios de los cincos bancos sistémicos españoles --para los que la Autoridad Bancaria Europea (EBA) identificó necesidades de capital de 26.161 millones de euros-- deberían ser suficientes para cumplir las nuevas exigencias sin apelar a fondos públicos ni apenas recurrir a los mercados para captar capital.

Entretanto, en la banca española se van acrecentado las voces que apoyan la idea de la creación de un banco malo nacional o de algún tipo de vehículo que agrupe los activos inmobiliarios problemáticos, que apenas se han logrado rebajar en un año en 5.000 millones de euros hasta situarse en 176.000 millones de euros a junio de 2011.   Continuación...