4 de noviembre de 2011 / 14:03 / en 6 años

Ganador de elecciones España hallará economía al borde recesión

* España podría estar al borde recesión tras estancamiento economía en verano

* Atonía económica dará poco margen maniobra al nuevo gobierno

* Panorama exterior es lastre adicional para reactivación economía

* Recorte tipos, única noticia positiva para gobierno y hogares endeudados

Por Manuel María Ruiz

MADRID, 4 nov (Reuters) - El nuevo gobierno que salga de las elecciones que celebra España en 15 días encontrará como regalo de bienvenida una economía al borde de la recesión en un contexto global marcado por la crisis del euro y la fuerte restricción crediticia que han hundido la confianza de empresarios y ciudadanos.

Si como apuntan los sondeos el Partido Popular (PP) es la fuerza política que recogerá esta explosiva herencia, sólo podrá apelar a un estrecho margen de actuación soberana para enderezar un mercado laboral devastado por casi 5 millones de personas en el paro y crecientes dudas de que el compromiso de consolidación fiscal cumpla la meta fijada para este año.

Un día después de que el ministerio de Trabajo e Inmigración volviera a sobresaltar al país con unas cifras de paro demoledoras en octubre, una encuesta elaborada por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) indicó el viernes que, de celebrarse hoy las elecciones generales - previstas para el 20 de noviembre - el PP ganaría con mayoría absoluta a la vez que el gobernante PSOE obtendría sus peores resultados en 33 años. [IDnL5E7M31DU]

“Cuando menos, el nuevo gobierno se va a encontrar con una economía estancada”, dijo Emilio Ontiveros catedrático de Economía de la Empresa y fundador de Analistas Financieros Internacionales.

“Un entorno recesivo no permite ser hiperactivo en reformas con efecto procíclico”, añadió Ontiveros.

En un reciente informe, el Banco de España dijo que la economía doméstica no habría crecido entre junio y septiembre en términos intertrimestral, quebrando cinco trimestres consecutivos de modestas tasas de expansión que acabaron con un largo periodo anterior de recesión económica.

Los expertos añadieron que los primeros indicios para el cuarto trimestre tampoco ofrecían motivo para el optimismo dado el incremento del paro.

“Podemos decir que ya estamos en una virtual recesión, aunque probablemente no de la envergadura que la que tuvimos en 2008 y 2009”, apostilló Nicolás López, director de análisis de M&G Valores.

Además del deterioro del mercado laboral español, cuya tasa de desempleo supera el 20 por ciento de la población activa colocándola entra las más altas de los países industrializados, crecen dudas sobre la capacidad del país para cumplir con su compromiso de reducir el déficit público hasta el 6,0 por ciento del PIB este año frente al 9,3 por ciento de 2010.

Sobre esta asunto, el informe del Banco de España también señaló que existía el riesgo terminar el año por encima de la meta oficial.

“Yo creo que España no va a poder cumplir con el objetivo de recorte del déficit público para este año, como era previsible a la vista de la evolución de los ingresos”, dijo Estefanía Ponte, economista de Cortal Consors.

Un reciente informe elaborado por PriceWaterhouseCoopers también apuntó en esa misma dirección.

EL AZOTE EUROPEO

Pero los analistas dijeron que los retos para el nuevo gobierno no solo vendrán del ámbito doméstico ya que el territorio exterior también le será hostil.

Las incontables sacudidas procedentes de la zona del euro, que ha encontrado en Grecia su mayor causa de desestabilización económica y financiera, han erosionado tanto la confianza en el futuro del área que sus ciudadanos miran con creciente perplejidad, cuando no irritación, cada nuevo seísmo dentro de la zona entre una creciente restricción del crédito.

“La confianza es un elemento fundamental para reactivar la economía y en este momento el escenario internacional (en referencia básica a la zona del euro) va a limitar mucho la capacidad del nuevo gobierno español para salir de la crisis”, dijo Carlos Berzas, decano de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Complutense de Madrid.

Pero entre tantos fantasmas que asolan las expectativas sobre la economía española, la baja de tipos de interés abordada el jueves por el Banco Central Europeo (BCE) inyectó algo de optimismo en este sombrío panorama.

“En mi opinión esta es una medida importante que abre las puertas para nuevas bajas si lo requiere la coyuntura, y esto si aporta confianza”, agregó Ponte. (Información de Manuel María Ruiz; editado por Robert Hetz)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below