El nuevo presidente de Banco Popular no llega con el mandato de vender el banco, dice su CEO

jueves 15 de diciembre de 2016 19:53 CET
 

Por Angus Berwick y Jesús Aguado

MADRID, 15 dic (Reuters) - El presidente entrante de Banco Popular no tiene un mandato para vender el banco, dijo su consejero delegado el jueves tras informaciones en prensa que apuntan a que el reemplazo de Ángel Ron consideraba una fusión como la solución a las dificultades financieras de la entidad española.

Popular, considerado como el eslabón débil del sector bancario español, dijo el 1 de diciembre que reemplazaría a Ron por Emilio Saracho después de que los accionistas se rebelaran por no haber limpiado 30.000 millones de euros en activos tóxicos.

Ron había sostenido durante mucho tiempo que Popular tenía la fortaleza necesaria para mantener su independencia. Banqueros y analistas dicen que su destitución podría señalar a la entidad como objetivo de adquisición y desencadenar otra fase de consolidación en un sector que ha visto como el número de entidades pasaba de 55 a 14 desde el inicio de la crisis financiera.

"Emilio no tiene ningún mandato de esos, que yo sepa", dijo el presidente ejecutivo Pedro Larena a periodistas en una conferencia bancaria.

Saracho asumirá el control en el Banco Popular durante el primer trimestre de 2017.

En la conferencia, en la que participaron numerosos altos directivos de la banca española, los dirigentes de los bancos y los reguladores dijeron que son inevitables nuevas operaciones de consolidación dados los problemas de baja rentabilidad por los bajos tipos de interés y la feroz competencia ante una disminución de los préstamos.

Entre ellos, Fernando Restoy, subgobernador del Banco de España, dijo que había "margen" para seguir avanzando en el proceso de consolidación.

(Información de Angus Berwick y Jesús Aguado; traducido por Tomás Cobos)