El Gobierno espera recaudar 500 millones más en impuestos medioambientales

sábado 10 de diciembre de 2016 13:30 CET
 

MADRID, 10 dic (Reuters) - El Gobierno español espera ingresar 500 millones de euros más mediante una reforma de la imposición medioambiental con la intención de acercar lo recaudado por España en esta materia a la media europea, según mostró la actualización del plan presupuestario que el Ejecutivo ha enviado a Bruselas.

Estos 500 millones más en tasas verdes se sumarían a la batería de medidas adelantada la semana pasada que incluía la eliminación de importantes deducciones del impuesto de sociedades, más lucha contra el fraude y nuevas tasas al tabaco, alcohol y bebidas azucaradas, con lo que Gobierno espera ingresar un total de 7.500 millones de euros adicionales.

En relación con los impuestos medioambientales, el documento conocido el viernes por la noche explica que España busca "lograr una progresiva convergencia con la media de la Unión Europea". El Estado estaría recaudando en torno al 1,85 por ciento del PIB con las tasas verdes mientras que la media de la UE se colocaría en el 2,46 por ciento, de acuerdo con cifras de Eurostat de 2014.

El documento también detalla que las nuevas medidas de control tributario y lucha contra el fraude incrementarían los ingresos en otros 500 millones de euros el próximo año, de los cuales 150 millones provendrían de modificaciones en la lista de morosos.

El Gobierno estaría dispuesto a no incluir en esta lista a aquellos que cumplan con su pago, "incluso tras comunicarles la propuesta de inclusión", dijo el documento. Además, añadirá la posibilidad de agregar al listado a responsables solidarios y subsidiarios de las deudas.

Con estos 7.500 millones de ingresos adicionales, el Gobierno busca cumplir con el objetivo de déficit comprometido con Bruselas del 3,1 por ciento del PIB en 2017, en medio de un nuevo contexto parlamentario en el que el conservador Partido Popular gobierna en minoría y tendrá que buscar el consenso con otros grupos para sacar adelante las cuentas del próximo año.

El Presupuesto para 2017 es probable que no reciba la luz verde definitiva hasta primavera y el Gobierno aún tiene que seguir negociando con otros partidos.

Sin embargo, el ministro de Hacienda Cristóbal Montoro ya adelantó que estas últimas novedades fiscales "están contrastadas" con los grupos políticos del Parlamento, en un intento del Gobierno por combinar el cumplimiento con Bruselas con la necesidad de alcanzar acuerdos con la oposición. (Información de María Vega Paúl, editado por Sarah White)