El supervisor fiscal cree que España cumplirá con el déficit del 4,6% en 2016

jueves 6 de octubre de 2016 15:43 CEST
 

MADRID, 6 oct (Reuters) - España cumplirá este año con la meta de déficit público del 4,6 por ciento del PIB fijada por la Unión Europea el pasado agosto, dijo el jueves el organismo encargado de supervisar la sostenibilidad de las finanzas públicas españolas.

"La previsible reducción de los gastos en casi un punto del PIB y la ampliación del objetivo de déficit hacen probable su cumplimiento, a pesar de que, previsiblemente, los ingresos crezcan por debajo del PIB nominal", dijo la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) en su informe de seguimiento trimestral presupuestario.

Bruselas suavizó la senda de consolidación fiscal de España después de que el país incumpliera el año pasado con el objetivo de déficit, pero exigió medidas para cuadrar las cuentas públicas antes del 15 de octubre, pese a la parálisis política y las limitaciones de un gobierno en funciones.

El supervisor español dijo que los cambios aprobados el pasado viernes en el impuesto sobre sociedades permitirán una evolución positiva de esta figura tributaria en el segundo semestre del año, invirtiendo la tendencia registrada hasta ahora.

La AIReF dijo sin embargo que esta reforma fiscal, que pretende aumentar en 8.000 millones de euros la recaudación antes de que acabe el año para cuadrar las cuentas y cumplir con Bruselas, no será suficiente para alcanzar la previsión presupuestaria.

Dado que el Gobierno en funciones no ha ratificado el reparto del nuevo objetivo de déficit entre las distintas administraciones, la AIReF dijo que era difícil afinar la posibilidad de cumplimiento de los diferentes subsectores públicos del país.

Sin embargo, aun teniendo en cuenta esta limitación, la autoridad fiscal dijo que preveía que la Administración Central española cerrase el ejercicio con un desfase presupuestario del 2,2 por ciento del PIB, mientras que la Seguridad Social registraría un déficit del 1,6 por ciento.

Las Comunidades Autónomas tendrían por su parte un déficit de alrededor de un 0,8 por ciento del PIB, y los Ayuntamientos ayudarían a compensar una vez más los desfases en otras administraciones con un superávit de un 0,4 por ciento. (Información de Blanca Rodríguez; editado por Tomás Cobos)