La Unión Europea y sus energéticas cortejan al gas argelino

martes 24 de mayo de 2016 18:04 CEST
 

Por Patrick Markey y Hamid Ould Ahmed

ARGEL, 24 may (Reuters) - Altos funcionarios y empresas de la Unión Europea instaron a Argelia el martes a que se adapte a unos mercados energéticos más competitivos y así atraer la inversión necesaria para llevar más gas hacia el norte tras años de exportaciones decrecientes.

Argelia es considerado un socio natural para la Unión Europea, que quiere diversificar sus fuentes de suministro energético después de que el conflicto de Ucrania dejase de nuevo expuestos los riesgos de depender demasiado del primer proveedor de gas del bloque: Rusia.

El país norteafricano es el tercer mayor proveedor de gas de la UE después de Rusia y Noruega, pero su capacidad de exportación a través de tres gasoductos y de envíos de GNL por el mar Mediterráneo está muy infrautilizada.

El descenso de la demanda europea ha recortado las exportaciones de Argelia, pero el volumen de gas para exportación también se ha visto afectado por una combinación de factores como una menor producción de yacimientos maduros, baja inversión y la creciente y rápida necesidad de Argelia de gas para generación eléctrica.

"Argelia necesita atraer más inversión si va a mantener sus exportaciones a la UE a largo plazo", dijo el comisario de Energía y Cambio Climático en un foro de negocios en Argel el martes. "Si esto continúa en el largo plazo, entonces la posición de Argelia como proveedor clave podría verse comprometida".

Los contratos a largo plazo de Argelia con Europa vencen de hasta el 2021 y las empresas europeas están presionando para firmar acuerdos más flexibles en un mercado de gas ahora más competitivo, aunque los responsables argelinos parecen comprometidos a los acuerdos de largo plazo.

Argelia tiene docenas de proyectos, la mayoría en el sur sahariano del país, que espera generen nueva producción y ayuden a mantener estable el flujo de las exportaciones a Europa. Sin embargo, ha fracasado a la hora de atraer la inversión que necesita para descubrir y desarrollar nuevos campos y para mantener los antiguos.

Ejecutivos de las principales petroleras europeas como la española Repsol, la italiana ENI o la noruega Statoil reconocieron que Argelia era una proveedor clave, pero urgieron a los responsables que redujesen la burocracia y abordasen los temas de seguridad y las duras condiciones regulatorias.

"Sólo los mejores proyectos se desarrollarán ... sean exigentes con nosotros, pero nosotros también seremos exigentes", dijo el miembro del comité ejecutivo de la francesa Total, Philippe Sauquet, en el foro, al que también asistieron representantes de la petrolera pública argelina Sonatrach y del ministerio de Energía.

En el foro también se debatió sobre fuentes de energía renovable ya que Argelia quiere reducir su dependencia del gas para producir electricidad y así liberar más gas para la exportación. (Traducción de Jose Elías Rodríguez)