COLUMNA-Buffett muestra que ahora todos somos inversores en tecnología

martes 17 de mayo de 2016 11:48 CEST
 

(James Saft es un columnista de Reuters. Las opiniones expresadas son suyas)

17 may (Reuters) - La participación de Warren Buffett en Apple no sólo muestra cómo han cambiado el inversor y la fabricante del iPhone, sino también cómo ha cambiando el mundo.

Apple se ha convertido en algo que se parece curiosamente a una acción "valor" ("value stock" en inglés, empresas que se considera que están cotizando a un valor inferior al valor real de sus activos) y Buffet se está aventurando en un área, la tecnológica, que en el pasado dijo no entender.

Es más, la tecnología se ha convertido en más que un simple sector empresarial. Ya no se puede ser inversor y evitar la tecnología, independiente de cómo se defina, de la misma manera que no es posible ser una forma de vida sin estar basada en el carbono.

Berkshire Hathaway, vehículo de Buffett, reveló el lunes una participación de más de 1.000 millones de dólares en Apple, una posición que según dijo al Wall Street Journal fue tomada por uno de sus dos gestores de inversión.

Buffett también estudia apoyar a un grupo que incluye al fundador de Quicken Loans Inc, Dan Gilbert, para la compra de los activos de internet de Yahoo, según dijeron fuentes a Reuters.

Esto viene de un hombre que durante el auge de las puntocom a finales de 1990 explicó elocuentemente por qué él y su socio Charlie Munger se mantuvieron alejados de la tecnología:

"Nuestro problema, y es algo que no podemos resolver estudiándolo, es que no sabemos qué empresas del sector tecnológico poseen una ventaja competitiva verdaderamente duradera", escribió Buffett en 1999.

"Si tenemos una fortaleza, es la de reconocer cuándo estamos operando bien dentro de nuestro círculo de competencia y cuándo nos estamos aproximando al perímetro. Predecir la rentabilidad a largo plazo de las empresas que operan en sectores que cambian rápidamente se encuentra simplemente mucho más allá de nuestro perímetro".   Continuación...