Economía elaborará una orden para evitar doble comisión en cajeros

jueves 17 de septiembre de 2015 16:06 CEST
 

MADRID, 17 sep (Reuters) - El Gobierno pretende evitar el cobro de la doble comisión en los cajeros bancarios y para ello sacará a audiencia pública una orden ministerial para cuya elaboración consultará al Banco de España y a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

"El Ministerio de Economía sacará a audiencia pública en unas dos semanas una orden ministerial sobre el asunto. Para su elaboración pedirá propuestas al Banco de España y a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC)", dijo un portavoz del Ministerio de Economía.

La polémica en torno al cobro de las comisiones la inició en marzo Caixabank al decidir cobrar dos euros fijos a los no clientes en los cajeros de su propiedad, estrategia que anunciaron seguirán BBVA y Santander.

La medida de las tres grandes entidades ha suscitado una gran polémica y miles de quejas de usuarios que han llevado al propio Banco de España a advertir contra la doble comisión en los cajeros.

Debido a que el banco titular de la tarjeta puede cobrar una comisión adicional o 'tasa de intercambio' de entre 0,65 y 1,50 euros a su cliente por el uso de cajeros ajenos, la extracción de efectivo puede superar en algunos casos los 3 euros, según diversas asociaciones de usuarios.

En un intento de contrarrestar esta nueva política comercial adoptada por los tres grandes bancos, la red de cajeros de Euro 6000, Bankia y Banco Sabadell anunciaron el miércoles un acuerdo para no aplicar el recargo de dos euros a sus clientes en sus 17.730 cajeros automáticos, pero sin eliminar el cobro de la 'tasa de intercambio'.

Un portavoz del Ministerio de Economía explicó el jueves que el objetivo de la orden ministerial es que evitar el cobro de una doble comisión y minimizar el coste para el usuario de este servicio.

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, dijo en agosto que la institución tomaría medidas si los clientes bancarios acababan pagando comisiones dobles por retirar efectivo de un cajero automático de una entidad diferente a la emisora de su tarjeta, sin especificar a cuál de las dos comisiones se refería.

El cobro de estos recargos fijos por parte de la gran banca se produce en un momento de tipos en mínimos que ha frenado la actividad bancaria y forzado al sector a buscar ingresos vía comisiones por el cobro de todo tipo de servicios financieros. (Información de Jesús Aguado, editado por Tomás Cobos)