Los nervios por China ponen en riesgo los 10.000 puntos del Ibex

martes 1 de septiembre de 2015 12:14 CEST
 

MADRID, 1 sep (Reuters) - El Ibex-35 perdía el martes a mediodía alrededor de 230 puntos y rondaba la frontera de los 10.000 puntos, al hacer los mercados una lectura muy negativa de los últimos datos procedentes de la economía china, que reflejaron una contracción de su importante sector manufacturero.

Compañías cíclicas o con gran exposición a Asia como Acerinox, Gamesa e Inditex registraban caídas del entorno del tres por ciento, al sobrerreaccionar los inversores a cualquier noticia procedente de la segunda mayor economía mundial.

"Lo lógico es que la economía china vaya creciendo un poco más moderadamente en los próximos años después del fuerte crecimiento de los últimos años. Mientras China no se desplome, todo entra dentro de lo que es normal, pero la reacción en bolsa está siendo muy elevada", dijo Iván Sanfelix, analista de Renta 4.

Con prácticamente sus 35 valores en rojo, el Ibex cedía a las 11:38 horas un 2,25 por ciento, a 10.004 puntos, después de perder en agosto más de un ocho por ciento por las dudas sobre la economía china, la crisis en Grecia y las expectativas de un alza de los tipos de interés en EEUU.

El resto de los mercados europeos también cotizaban a la baja, con el índice paneuropeo FTEurofirst 300 perdiendo un 2,5 por ciento, a 1.393,4 puntos.

El valor de mejor comportamiento en el selectivo español era Abengoa, que avanzaba un 0,6 por ciento y seguía recuperando parte del desplome registrado en el último mes por las dudas sobre su ampliación de capital.

Sacyr, que al cierre del lunes anunció un beneficio de 62 millones de euros a junio y el pago de un dividendo en septiembre, también cotizaba en positivo y avanzaba un 0,3 por ciento.

En el lado opuesto figuraba OHL, con un recorte del 3,7 por ciento, que continuaba corrigiendo después de haber subido más de un nueve por ciento la semana pasada.

Le seguía IAG , que cedía un 3,6 por ciento tras la recuperación del petróleo el lunes.   Continuación...