Dudas sobre Abengoa derrumban su valor un 60% en dos días

martes 4 de agosto de 2015 13:46 CEST
 

MADRID, 4 ago (Reuters) - Las acciones de Abengoa se desangraban cerca del 60 por ciento en dos días, al continuar la incertidumbre en el mercado tras el inesperado anuncio de una ampliación de capital que se sumó al drástico recorte en los flujos de caja previstos para este año comunicado días antes.

La capitalización de Abengoa se situaba el martes en unos 1.122 millones de euros, casi 800 millones menos que el valor bursátil que la compañía sevillana tenía el pasado viernes, después de anunciar en la víspera una ampliación de capital de 650 millones de euros que diluirá de manera importante a los accionistas.

Casas de valores como BESI rebajaban su recomendación ante un nuevo revés para la credibilidad de la compañía, cuyos directivos descartaron el viernes en una teleconferencia que fuesen a acudir al mercado en busca de fondos.

"El sentimiento hacia Abengoa ya estaba cayendo, pero creemos que su credibilidad ha quedado más erosionada con este último movimiento, sobre todo porque vendió un 4 por ciento en autocartera en julio", señalaron analistas del broker portugués en una nota para clientes.

El pasado 17 de julio, la tecnológica captó 97,6 millones de euros con la venta de algo más de un cuatro por ciento del capital que tenía en autocartera.

"Ante la limitada visibilidad, el riesgo de un incremento de capital altamente dilutivo y la pobre credibilidad de la dirección, ya nos somos compradores (de la acción)", añadieron.

La renta fija de Abengoa y sus costes de aseguramiento seguían sufriendo el martes, una tendencia que los expertos atribuían a las dudas del mercado sobre la ejecución de la ampliación.

Los bonos de una emisión de Abengoa de 375 millones, de euros, con cupón del 7 por ciento y vencimiento en 2020, se pagaban a un precio del 58 por ciento, respecto al 77,20 por ciento del viernes antes de conocerse la iniciativa.

La ampliación de Abengoa, cuyos fondos empleará solo en parte para reducir su abultada deuda, es la última de una serie de medidas para recuperar la confianza de los inversores en un modelo de negocio complejo e intensivo en capital.

A las 1313, las acciones de clase B de Abengoa, que cotizan en el Ibex-35, se dejaban un 19 por ciento a 1,140 euros, mientras las ordinarias caían un 14 por ciento a 1,534 euros.

Las acciones de Abengoa Yield perdieron el lunes en el Nasdaq un 3 por ciento, capitalizando prácticamente los mismo que su matriz. (Información de Jose Elías Rodríguez, información adicional de Robert Smith,; Editado por Carlos Ruano)