12 de junio de 2015 / 12:08 / en 2 años

La izquierda desaloja al PP de la alcaldía de Madrid y otros feudos locales

* Activista Ada Colau arrebata Barcelona a los nacionalistas

Por Blanca Rodríguez

MADRID, 12 jun (Reuters) - Un día antes de la constitución de los nuevos ayuntamientos españoles salidos de las urnas, las fuerzas políticas formalizaron el viernes los acuerdos necesarios para elegir a sus alcaldes, que servirán para que la izquierda arrebate al Partido Popular la alcaldía de Madrid y de otros bastiones como Valencia y Cádiz.

En Barcelona, la candidata de la plataforma ciudadana ganadora de las elecciones municipales, la activista antidesahucios Ada Colau, también se aseguró que el sábado sea nombrada alcaldesa de la capital catalana, al lograr el respaldo de los independentistas de Esquerra Republicana.

El simbólico paso del PP a la oposición después de alrededor de un cuarto de siglo con el bastón de mando en Madrid y otras ciudades se produce tras el revés de los comicios municipales y autonómicos del pasado 24 de mayo, y personifica la pérdida del gran poder local que tenía el partido de Mariano Rajoy.

El resultado electoral, que dio lugar a un escenario político muy fragmentado y sin mayorías absolutas ni en las grandes ciudades ni en las autonomías, parece un adelanto de lo que podría pasar en las elecciones generales previstas para finales de año, tras años de ajustes y escándalos de corrupción en medio de una larga y dura crisis económica.

NUEVA POLÍTICA EN MADRID

En Madrid, la exjueza progresista Manuela Carmena, candidata de la plataforma ciudadana Ahora Madrid, se convertirá en la alcaldesa de la capital española tras asegurarse el apoyo del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), que la apoyará en la investidura pero no participará en el gobierno municipal.

La suma de los concejales socialistas con los de Ahora Madrid -entre los que hay miembros del partido antiausteridad Podemos-, permitirán superar a los conseguidos por la aspirante del PP, Esperanza Aguirre, que fue la fuerza más votada en mayo y que vio frustrado un reciente intento de alianza con el PSOE para evitar que Carmena fuera alcaldesa.

Carmena, que dijo que su nueva forma de hacer política iba a sorprender porque se saldrá de los protocolos tradicionales, señaló que sus primeras medidas se centrarán en paralizar desahucios y en asegurarse de que los niños más desfavorecidos puedan comer y cenar todos los días.

Respecto a los grandes proyectos urbanísticos previstos en la capital, como la llamada operación Chamartín, con una inversión prevista de cerca de 6.000 millones de euros, la exjueza de 71 años dijo que “habrá que ir viendo la necesidad que tiene o no Madrid de que se lleven a cabo”.

En una abarrotada rueda de prensa en el multicultural barrio madrileño de Lavapiés, el socialista Antonio Miguel Carmona mostró gran complicidad con Carmena, y no descartó que el acuerdo para la investidura pueda ir a más a lo largo de la legislatura, comprometiéndose a dotarla de estabilidad.

BARCELONA DE COLAU

Casi al mismo tiempo, la candidata de Barcelona en Comú, Ada Colau, comparecía también ante la prensa para escenificar su acuerdo con Alfred Bosch, de ERC, simplemente para ser investida el sábado con su apoyo, sin que ambos descartasen acabar compartiendo responsabilidades de gobierno o alcanzar pactos de gobernabilidad.

“Hemos constatado que tenemos muchos puntos en común (...) Ha habido una expresión de pluralidad en las elecciones que nos obliga a buscar los máximos acuerdos, no en base a intercambio de cromos, en base a programas y objetivos y en eso tenemos plena sintonía”, declaró Colau junto a Bosch.

El candidato de la formación independentista catalana aseguró que en su apoyo no había contrapartidas, y respondía al “clima de complicidad” entre ambas formaciones, cuyo acuerdo permitirá desbancar a los nacionalistas de CiU de Barcelona.

VALENCIA Y CÁDIZ DIRÁN ADIÓS AL PP

El sábado también se escenificará el adiós al PP en dos ciudades gobernadas durante décadas por los conservadores, Valencia y Cádiz, cuyas alcaldesas, Rita Barberá y Teófila Martínez, respectivamente, perdieron en mayo sus mayorías absolutas.

Barberá no entregará ni siquiera el bastón de mando a su previsible sucesor, el candidato de Compromís, Joan Ribó, ya que el viernes anunció en rueda de prensa que renunciaba a su acta de concejal y se centrará en su papel de presidenta del grupo popular en las Cortes valencianas.

Tras unas enrevesadas negociaciones llenas de altibajos, Ribó logró finalmente el apoyo de los socialistas valencianos y de la plataforma ciudadana València en Comú, apoyada por Podemos.

En Cádiz también será alcalde el candidato preferido por el partido antiausteridad, José María González, de la plataforma Por Cádiz sí se puede. “Kichi” sustituirá a la alcaldesa del PP durante los últimos 20 años gracias al apoyo del PSOE, obligado a hacer de llave para dar poder municipal a la izquierda y que necesita a Podemos para formar gobierno en varias autonomías. (Información adicional de Emma Pinedo; Editado por Carlos Ruano)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below