España mantiene cobro de peaje para autoconsumo energético

sábado 6 de junio de 2015 14:06 CEST
 

MADRID, 6 jun (Reuters) - El gobierno español publicó el sábado un proyecto de ley para la futura regulación del autoconsumo de energía eléctrica que conllevará el cobro de un peaje específico por esta opción energética.

El proyecto de ley, enviado a la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) y registrado en el Boletín Oficial del Estado junto con su impacto económico, cambia de nombre al controvertido peaje de respaldo que contenía el borrador anterior por el de "cargo por autoconsumo".

Este peaje lo fijará Industria por entender que el autoconsumidor se beneficia del respaldo que le da el sistema eléctrico aun cuando la energía sea generada por su propia instalación.

Además, el autoconsumidor seguirá costeando como cualquier otro consumidor el resto de cargos del sistema.

La patronal fotovoltaica UNEF calificó de discriminatorio el proyecto de ley y dijo que atentaba contra el principio de eficiencia energética.

"UNEF lamenta que el Gobierno haya publicado prácticamente el mismo texto que ya se conocía, con unos mínimos cambios en la redacción por los que el anterior 'peaje de respaldo' se divide ahora en dos 'impuestos al sol', pero manteniendo el mismo espíritu desincentivador".

En el texto, al que se pueden presentar observaciones dentro de un plazo de 15 días laborables, el propio gobierno señala que permitirá este tipo de instalaciones "cuando resulte eficiente para el sistema eléctrico en su conjunto, no individualmente para un consumidor".

En una visita a Madrid en abril, el comisario de Energía y Cambio Climático, Miguel Arias-Cañete, se declaró partidario del autoconsumo y la generación distribuida pero bajo una regulación racional y homogénea en Europa.

"El ideal es que tengamos un sistema homogéneo en la UE y evitar que cada estado miembro pueda tener sistemas diferentes que coarten o desarrollen con exceso estas tecnologías", dijo entonces el comisario español.

España sigue pagando uno de los recibos eléctricos más caros de Europa por la inclusión de numerosos componentes ajenos al proceso de la producción eléctrica que favorecieron un agujero multimillonario denominado déficit de tarifa por el desfase entre los ingresos y los costes regulados. (Información de Jose Elías Rodríguez; editado por Gabriel Sánchez)