5 de junio de 2015 / 16:27 / en 2 años

La fragmentación política enfría el idilio de España con los inversores

* La derrota del partido gobernante en las elecciones locales perturba a los inversores

* Preocupación sobre si Rajoy frena su impulso reformista

* Empresas españolas sufren en bolsa

* La rentabilidad de los bonos españoles sube más rápido que en Italia o Portugal

Por Emelia Sithole-Matarise y Alistair Smout

LONDRES, 5 jun (Reuters) - La historia de amor de los inversores con España se está enfriando a medida que contemplan la posibilidad de una ralentización de las reformas y un resultado electoral en las generales de este año que ofrezca un parlamento fragmentado, con los bonos y la renta variable evolucionando peor que otros países del sur de Europa.

España ha sido una de las principales apuestas de los inversores este año gracias a la recuperación económica bajo el mandato del presidente conservador Mariano Rajoy y los estímulos del Banco Central Europeo para dinamizar la actividad en la zona euro con la compra de bonos.

Pero el Partido Popular sufrió su peor resultado en 24 años durante las elecciones locales y regionales del 24 de mayo, disparando los temores de que Rajoy podría bajar el ritmo reformista que ha ayudado a la cuarta mayor economía europea a situarse en el país de mayor crecimiento del bloque.

Aunque el PP logró más votos que cualquier otro partido, sus impopulares reformas han llevado a los españoles a votar a nuevas formaciones, incluido el partido anti austeridad Podemos.

El impacto inmediato en el mercado no fue contundente, pero hay signos de que los inversores se están volviendo cautos y temen que el próximo gobierno pueda necesitar apoyo de partidos radicales como Podemos tras las elecciones de noviembre.

Los bonos soberanos han sufrido un rebote en las últimas semanas pero incluso antes de que empezara, los costes de financiación para España han rebotado más que los de Italia o Portugal.

El diferencial de la deuda española sobre el bono alemán toco máximos de 2015 tras las elecciones. El rendimiento de la deuda española a 10 años ha subido 58 puntos básicos hasta el momento este año a un máximo de siete meses del 2,25 por ciento , cerca del doble que su equivalente italiano.

La rentabilidad de la deuda española ha sido durante mucho tiempo menor que la italiana pero la diferencia se ha estrechado últimamente hasta quedar casi en paridad.

"Hay mucho nerviosismo en la comunidad inversora sobre las perspectivas en España. Esto ha venido provocado por la falta de visibilidad sobre las perspectivas políticas", indicó Chris Parkinson, jefe de research de Christopher Street Capital.

MUTACIONES POSTELECTORALES

Aunque parece probable que el PP pierda su mayoría parlamentaria, las opciones están abiertas. Entre una larga lista de coaliciones postlectorales existe un posible pacto entre el PP y el nuevo partido Ciudadanos, que cuenta con el beneplácito de los inversores, una coalición de Podemos y los Socialistas o incluso una gran coalición a más bandas.

Algunos analistas creen que el próximo Gobierno durará poco, especialmente si es una administración en minoría.

En la renta variable, el selectivo español Ibex-35 sube un 9,3 por ciento en lo que va de año, por debajo del 23,3 por ciento del MIB italiano o del 13,7 por ciento por el índice de acciones de la zona euro EuroSTOXX.

El buen momento de las empresas españolas se está escapando. Las estimaciones de los ingresos en 2015 de los analistas han bajado un 0,2 por ciento en los últimos 30 días frente a la mejora del 1,5 por ciento de las empresas italianas, según datos de Thomson Reuters Starmine.

La inversión está en riesgo. "Cualquier tipo de inestabilidad política tiende a hacer que las compañías sean reticentes a invertir", dijo Parkinson. "Si no saben cuál es el clima político (...) no se van a embarcar en un programa con mayor inversión, y si ese es un efecto en cadena de más empleos, podría arrastrar a la economía a una situación complicada".

La economía española creció un 0,9 por ciento intertrimestral en los primeros tres meses de año, superando el 0,3 por ciento de Italia o Alemania y el 0,1 por ciento de Francia.

ESPAÑA FRENTE A ITALIA

Una encuesta reciente entre gestores de fondos realizada por Bank of America/Merril Lynch mostró que España era el segundo mercado más favorable para la renta variable en Europa, después de Alemania. Esto significa que están "sobreponderando" España, invirtiendo mayor porcentaje de su portafolio en el mercado del país que su tamaño relativo frente a otros.

Sin embargo, los gestores de fondos querían estar menos presentes en España el mes pasado de lo que querían estarlo en abril. Por contra, más gestores de fondos apostaban por Italia para el año que viene cuando se les preguntó en mayo a los que apostaban por el país en abril, estrechando la distancia entre ambos países.

Cuando los inversores están sobreexpuestos a un activo, puede caer con fuerza si el sentimiento cambia de repente.

Un catalizador de este movimiento sería cualquier muestra de que crezca el apoyo a Podemos. "Podías añadir probablemente entre 25 y 50 puntos básicos en la prima de riesgo en la deuda soberana", dijo Sanjay Joshi, director de renta fija en London and Capital.

Podemos es comparado a menudo con Syriza, el partido de izquierda radical que lidera el Gobierno griego, pero ha rebajado sus políticas en los últimos meses, desechando algunas ideas como una reestructuración de la deuda nacional.

La caída de los retornos de la deuda pública ha llevado a los bancos a recortar sus carteras de deuda soberana nacional. Fueron los vendedores más agresivos de bonos en abril, reduciendo sus carteras en 11.000 millones de euros, según los últimos datos del banco central. Los bancos italianos, que fueron vendedores netos el mes anterior, incrementaron la compra de deuda soberana italiana en 10.000 millones de euros.

"Con miras al posicionamiento, estamos en una fase de esperar y ver, para analizar el impacto en los mercados", dijo Christoph Riniker, director de investigación estratégica en acciones de Julius Baer.

"Pero si tenemos que elegir entre Italia o España frente a otros mercados periféricos, apostaríamos por Italia ahora, porque hay menos riesgo político". (Información adicional de Julien Toyer en Madrid; gráfico de Vincent Flasseur; Traducido por Andrés González)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below