El resultado electoral y el lastre para las constructoras

miércoles 27 de mayo de 2015 13:51 CEST
 

Por Carlos Ruano

MADRID, 27 may (Reuters) - Los resultados de las elecciones locales del domingo en España han tenido un efecto bursátil particularmente adverso para las empresas de servicios ante la posible revisión de contratos multimillonarios en algunas grandes ciudades y bajo la amenaza de volver a municipalizar algunos trabajos actualmente externalizados.

La previsible toma de los consistorios de Barcelona, Madrid y Valencia por grupos de izquierdas que han prometido revisar las concesiones de servicios públicos y algunas obras ha pasado factura a las principales constructoras.

Aunque no esconden su preocupación, fuentes del sector minimizan el impacto por la vigencia legal de los contratos, el alto coste de que los ayuntamientos vuelvan a asumir estos servicios, hipotéticas dificultades de carácter laboral y ajustes de presupuestos.

"En realidad lo que puede ocurrir es que se apliquen criterios más transparentes, más restrictivos, más regulados, pero al final serán las mismas reglas para todos y las empresas no van a acudir a los concursos a pérdida", explicó un alto cargo de una de las constructoras. "La municipalización de estos servicios requeriría mucho dinero e implicaría dificultades de recursos humanos, la opción de las empresas es mucho más barata y eficaz".

Pero la plataforma ciudadana Ahora Madrid que parece rozar la alcaldía de la ciudad ha prometido que renovará anualmente las contratas de limpieza urbana y "establecer una hoja de ruta para remunicipalizar el servicio de basuras y recuperar la plantilla de los servicios de limpieza y jardinería".

OHL gestiona diversos servicios de limpieza, conservación y jardines, gestión de edificios, mantenimiento energético o servicios sociosanitarios en Madrid y Barcelona. Sus acciones han caído más de un seis por ciento desde las elecciones del domingo también presionadas por los escándalos que sacuden a la empresa en México.

Su presidente y principal accionista, Juan Miguel Villar Mir admitió el miércoles en rueda de prensa estar preocupado por el resultado electoral. "Me preocupa indudablemente (...) algunas declaraciones de algún grupo, en particular Podemos, de tipo marxista-leninista y con elogios del sistema bolivariano, con unos criterios de actuación que no caben en la Unión Europea y no caben en España".

La constructora San José, principal promotor de la esperada ampliación de la madrileña Castellana con un presupuesto de más de 6.000 millones de euros, ha perdido casi un 9 por ciento de capitalización desde el domingo.   Continuación...