La huelga de trenes en Alemana se amplía a rutas de pasajeros

miércoles 20 de mayo de 2015 11:37 CEST
 

BERLÍN, 20 may (Reuters) - Millones de pasajeros se enfrentan a largos retrasos en Alemania el miércoles tras el inicio de una huelga de conductores de trenes que exigen un aumento de los salarios y una negociación de derechos laborales.

Dos de cada tres trenes de larga distancia y cientos de servicios de cercanías se cancelaron después de que el pequeño pero poderoso sindicato GDL extendiera su huelga indefinida a las rutas de pasajeros. El servicio de trenes de mercancías se mantuvo paralizado el martes.

Se trata de la novena huelga en diez meses en el operador ferroviario Deutsche Bahn y la industria ha advertido de que el paro de actividad podría costar a la principal economía de Europa hasta 100 millones de euros diarios, dañando su imagen como centro industrial y logístico.

El alcance de la acción ha alarmado a los políticos, empresarios y otros sindicatos de un país conocido por sus relativamente armoniosas relaciones laborales y atrajo críticas de la asociación de empleadores BDA y la Federación Alemana de Sindicatos (DGB, por sus siglas en alemán).

"Por decirlo suavemente, esto está yendo demasiado lejos", dijo el jefe de DGB, Reiner Hoffmann, al periódico Tagesspiegel, cuestionando la disposición del jefe del sindicato GDL, Claus Weselsky, a alcanzar un acuerdo.

"El GDL está tomando a los clientes del Deutsche Bahn como rehenes por razones egoístas para tener más poder", dijo el presidente de BDA, Ingo Kramer.

Los analistas creen que una huelga de diez días en el sector podría reducir 0,1 puntos porcentuales del producto interior bruto nacional en el segundo trimestre.

El sindicato GDL, con 20.000 miembros, quiere un incremento salarial de 5 por ciento, una semana laboral más corta y el derecho a representar a otros trabajadores de la compañía, como los asistentes ferroviarios. (Información de Michael Nienaber; Traducido por Tamara Fariñas)