ACTUALIZA 1-Bruselas acusa a Google de abuso de posición dominante e investiga Android

miércoles 15 de abril de 2015 15:03 CEST
 

(añade reacción Android y detalles)

BRUSELAS, 15 abr (Reuters) - La Unión Europea acusó el miércoles a Google Inc de abuso de posición dominante al distorsionar los resultados de búsqueda en Internet a favor de su servicio Google Shopping y anunció además una investigación a Android, el sistema operativo para dispositivos móviles de la empresa.

En un comunicado, la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, dijo que habían enviado al gigante de la tecnología de Estados Unidos un pliego de cargos al que puede responder la empresa.

"En el caso de Google me preocupa que la empresa ha dado una ventaja injusta a su propio servicio de comparación de compras, en violación de las normas de defensa de la competencia de la UE. Google tiene ahora la oportunidad de convencer a la Comisión de lo contrario. Sin embargo, si la investigación confirmara nuestras preocupaciones, Google tendría que enfrentarse a las consecuencias legales y cambiar la forma de hacer negocios en Europa".

La UE puede imponer sanciones de hasta un 10 por ciento de la facturación global de las empresas que acaban siendo multadas, lo que supondría más de 6.000 millones de dólares en el caso de Google.

Si se determina que las compañías están abusando de posición dominante, la UE también puede pedir cambios en sus prácticas empresariales, tal como hizo con el fabricante de software Microsoft en 2004 y el de chips Intel en 2009.

En un memorándum interno recogido por el blog re/code se decribió el movimiento como una "noticia muy decepcionante".

Android defendió los beneficios que supone su sistema operativo móvil para otros competidores.

"No solo Google se ha beneficiado del éxito de Android. El modelo de Android ha permitido a los fabricantes competir con sus innovaciones exclusivas", dijo el miércoles Hiroshi Lockheimer, vicepresidente de ingeniería de Android, en una nota de prensa.

"Estamos deseando ocuparnos de estos temas de forma más detallada con la Comisión Europea durante los próximos meses", añadió.

Google tiene inicialmente diez semanas para responder a los cargos y solicitar una audiencia. La resolución final - que probablemente implique una acción judicial si Google no acata los requerimientos- podría llevar meses o, incluso, años. (Información de Julia Fioretti y Alastair Macdonald; Información adicional de Francesco Guarascio, Tom Koerkemeier, Robert-Jan Bartunek, Robin Emmott y Paul Taylor en Bruselas, Klaus Lauer en Berlín, Eric Auchard en Frankfurt, Víctor Nauzet Hernández en Madrid y Foo Yun Chee; traducido por Tomás Cobos y Víctor Nauzet Hernández)