Europol desmantela una red de hackers que controlaba millones de ordenadores

miércoles 25 de febrero de 2015 13:10 CET
 

Por Anthony Deutsch y Jim Finkle

ÁMSTERDAM/BOSTON, 25 Feb (Reuters) - Una red de ciberdelincuentes que usó más de 3,2 millones de ordenadores en todo el mundo para robar información bancaria mediante la toma de control de servidores ha sido desmantelada por la policía europea y compañías tecnológicas, dijeron las autoridades el miércoles.

El Centro del Cibercrimen de Europol coordinó una operación fuera de su sede en La Haya, teniendo como objetivo la denominada 'botnet' Ramnit, una red de robots informáticos infectados con software malicioso.

La operación fue llevada a cabo por investigadores de Alemania, Italia, Holanda y Reino Unido y contó con la ayuda de las compañías Anubisnetwork, Microsoft y Symantec , que dijeron que 3,2 millones de ordenadores habían sido infectados.

"Trabajamos juntos para eliminar el control de los servidores de una red presente en varios países en la Unión Europea", dijo a Reuters el jefe de operaciones del Centro del Cibercrimen, Paul Gillen. "Los delincuentes han perdido el control de las infraestructuras que estaban usando".

El software malicioso, instalado a través de enlaces de correos basura o webs infectadas, permitía a los delincuentes hacerse con el control de ordenadores y usarlos para actividades criminales.

La red actuó en ordenadores de diferentes partes del mundo, pero se vieron especialmente afectados equipos de Reino Unido, dijo Gillen. Ramint lleva infectando ordenadores desde 2012.

La investigación liderada por Reino Unido está aún en marcha y Gillen dijo que no podía realizar comentarios sobre posibles detenciones porque ello podría interferir en las operaciones policiales.

Europol, la agencia policial europea, ha estado coordinando sus esfuerzos transfronterizos para desmantelar infraestructuras criminales de internet y llevar a los responsables ante la justicia.

En noviembre, las autoridades europeas y estadounidenses incautaron más de 400 direcciones webs secretas y arrestaron a sospechosos en una operación conocida como Silk Road 2.0 que perseguía a los mercados negros de la droga y otros servicios ilegales. (Información de Anthony Deustch y Jim Finkle; traducido por Víctor Nauzet Hernández)