La Audiencia Nacional absuelve a dos exdirectivos de la CAM

martes 24 de febrero de 2015 16:11 CET
 

MADRID, 24 feb (Reuters) - La Audiencia Nacional absolvió el martes al exdirector general de la CAM Roberto López Abad y al expresidente de la Comisión de Control Juan Ramón Avilés, juzgados por presuntas irregularidades en el cobro de dietas y la concesión de créditos cuando estaban al frente de la extinta caja alicantina.

Según una comunicación de la Audiencia Nacional, los magistrados de la sección cuarta de la Sala Penal absolvieron a López Abad de los delitos de apropiación indebida y administración desleal y a Avilés del delito de otorgamiento de contrato simulado en perjuicio de tercero.

"Al quedar absueltos los dos acusados se desestima la pretensión de considerar responsables a titulo lucrativo a otras 18 personas", explicó la Audiencia en el comunicado.

La sentencia, de 78 folios, considera que de la prueba practicada en el caso de López Abad, el tribunal no puede concluir que el acusado "ideó o planeó y contribuyó burdamente a la creación de un órgano como instrumento para la percepción de una retribución, todo ello indebidamente".

Entre las numerosas investigaciones abiertas en el caso de la entidad intervenida y posteriormente adjudicada a Banco Sabadell, figuran otras dos piezas separadas en relación con la investigación de presuntas irregularidades de la sociedad inmobiliaria TIP y otras dos sobre cuotas participativas de la CAM y el presunto desvío de fondos al Caribe.

La CAM fue intervenida en julio de 2011 por el Banco de España y en diciembre de ese año el Sabadell se la adjudicó por un euro, además de obtener un esquema de protección de activos para una cartera bruta de 24.660 millones de euros.

El Fondo de Garantía de Depósitos, que se nutre de las aportaciones de las entidades financieras, inyectó 5.249 millones de euros en la entidad, en los que se incluyen los cerca de 2.800 millones que aportó previamente el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). (Información de Jesús Aguado; editado por Emma Pinedo)