La emigración juvenil española costaría al Estado más de 57.000 mlns de eur

jueves 12 de febrero de 2015 15:33 CET
 

MADRID, 12 feb (Reuters) - La emigración de jóvenes españoles podría costar al Estado hasta 57.200 millones de euros en diez años, de continuar con el flujo migratorio de los últimos años, según un informe publicado el jueves por el Consejo de la Juventud de España.

Los datos desprendidos del estudio "Juventud necesaria" muestran, en el peor de los casos, unas pérdidas de ingresos potenciales por recaudación de impuestos equivalente al 2,2 por ciento del PIB del año 2013, a lo que habría que sumar el coste de la inversión educativa no rentabilizada en los jóvenes emigrados, que alcanzó el 3,4 por ciento del PIB del mismo año.

Un total de 218.000 jóvenes emigraron de España entre 2009 y 2013, según datos del Instituto de la Juventud, huyendo de una crisis económica que ha dejado tasas de paro juvenil superiores al 50 por ciento.

"La mayoría de estos jóvenes (que han emigrado) son universitarios. Estamos hablando de una emigración masiva y altamente cualificada", dijo el sociólogo y coautor del estudio, Stefano De Marco en una rueda de prensa en Madrid.

El coste para el Estado de la emigración juvenil se ha calculado partiendo del supuesto de que el número jóvenes españoles que al año emigran, 43.000 personas en 2013, se mantenga constante hasta 2024, todo ello sin contar con los retornos que se pudieran producir.

España, como otros muchos países europeos, sufre un envejecimiento de su población por el aumento de la esperanza de vida, descenso de la inmigración y una menor población en edad fértil, poniendo en riesgo el estado de bienestar.

El estudio estima que si se mantiene la tendencia, se producirá un importante cambio en la pirámide de población y para 2050 se duplicará el coste del sistema de pensiones del Estado al haber 1,7 dependientes por cada trabajador.

La investigación también destacó una relación entre precariedad juvenil y la fecundidad, y afirmó que si se invirtiera en políticas favorables a los jóvenes y se redujera el desempleo al 10 por ciento, la tasa de fecundidad ascendería al 1,73 hijos por mujer, frente al 1,27 actual, más cerca del 2,1 que asegura la tasa de regeneración. (Información de Víctor Nauzet Hernández. Editado por Emma Pinedo)