El Ibex cierra con pérdidas lastrado por valores líderes y Escocia

jueves 11 de septiembre de 2014 18:02 CEST
 

MADRID, 11 sep (Reuters) - El Ibex-35 cerró el jueves con pérdidas, en línea con las principales plazas europeas, lastrado por parte de la banca, en especial Santander, y otros blue-chips, mientras el mercado internacional mantiene el foco en el proceso de autodeterminación en Escocia.

Lloyds y el Royal Bank of Scotland, este último con sede en Edimburgo y ambos parcialmente nacionalizados por el Gobierno de Reino Unido, y Clydesdale, de propietarios australianos, dijeron que cambiarían su sede a Londres si Escocia se separa del Reino Unido, en un revés para quienes apoyan la secesión a sólo una semana del referendo.

En este contexto y por temor al efecto contagio con el referéndum de Cataluña, la rentabilidad de la deuda española caía después de que una encuesta mostrara que la mayoría de los escoceses prevén votar en contra de la independencia, disipando algunas preocupaciones de que la escisión de Escocia.

El diferencial de la deuda española a 10 años frente a su equivalente alemán se situaba en el entorno de los 132 puntos básicos, ocho puntos por encima de la media sesión.

En renta variable española, el mayor grupo financiero de la eurozona, Santander, cedió un 0,64 por ciento y suma dos sesiones consecutivas con pérdidas después de que ayer se conociera el fallecimiento de Emilio Botín, presidente de la entidad, y que su hija Ana Patricia fuera nombrada sucesora por unanimidad.

El relevo en la dirección de Santander planteaba cierta inquietud sobre el repentino vacío dejado por el banquero más influyente de España, aunque los analistas no esperan cambios de relevancia en el rumbo del negocio, ante lo que el mercado interpreta como una estrategia continuísta, y que no debería torcer el actual rumbo de la entidad.

El resto de la banca, un sector con mucho peso en el índice, salvo Bankinter (+1,56%) y Popular (+0,7%), cerró con pérdidas. BBVA se dejó un 0,3 por ciento, al igual que Sabadell, mientras Caixabank, Bankia perdieron en torno a un 0,1 por ciento.

Entre el resto de blue-chips, Telefónica cayó un 2 por ciento, tras anunciar una emisión de bonos convertibles por 1.500 millones de euros ya prevista como parte de la compra de E-Plus.

Como parte de la emisión, las entidades bancarias directoras de la operación realizaron una colocación acelerada de acciones de Telefónica (casi un 1 por ciento del capital) por cuenta de los suscriptores de los bonos con el fin de cubrir su posición.   Continuación...