Un Ibex plano espera al BCE sostenido por la banca

martes 2 de septiembre de 2014 18:00 CEST
 

MADRID, 2 sep (Reuters) - El Ibex de la bolsa española cerró el martes prácticamente plano, en línea con otras plazas europeas, apoyándose en la banca y en datos macroeconómicos positivos de Estados Unidos, aunque el mercado mantiene el foco en la reunión del Banco Central Europeo del jueves.

"Llevamos ya cuatro sesiones en las que el mercado está en los mismos niveles, pendiente del BCE y hay pocas novedades capaces de mover al mercado hasta comprobar lo que anuncie. Los datos de Estados Unidos han sido fuertes y han impulsado al alza el dólar pero la renta variable apenas se ha inmutado", dijo un operador bursátil en Madrid.

Los inversores están a la espera de que el organismo que preside Mario Draghi desvele esta semana potenciales modificaciones en su política monetaria. Aunque pocos vislumbran grandes cambios de manera inmediata, a medio plazo esperan que el banco central adopte medidas ante el fantasma de la deflación y la persistencia del conflicto en Ucrania.

Al cierre de la sesión en España, el repunte de la banca consiguió dejar al índice plano, aunque el valor de mayor ponderación del Ibex, Santander, se dejó un 0,25 por ciento. El otro líder del sector, BBVA mejoró un 0,34 por ciento, mientras que Popular, Bankia, Bankinter y Caixabank mejoraron entre un 1,4 y un 1 por ciento.

El Ibex-35 terminó con un alza del 0,08 por ciento a 10.755,0 puntos, mientras el índice de los principales valores europeos, el FTSEurofirst 300, perdió un 0,11 por ciento.

En el mercado de renta fija, el diferencial de la deuda hispanoalemana a diez años cotizaba al cierre de España en torno a los 135 puntos básicos (pb), un repunte de 2 pb frente al cierre anterior.

La constructora ACS se dejó un 0,3 por ciento después de que S&P Capital recortara su recomendación a "vender" desde "neutral".

Entre el resto de blue-chips, Inditex fue el único que se salvó de la quema con una subida del 0,5 por ciento. Repsol se dejó un 0,37 por ciento, mientras Iberdrola y Telefónica cayeron un 0,3 por ciento.

El martes, la filial española de Vodafone pidió al regulador que imponga condiciones en la compra prevista de Distribuidora de Televisión Digital (DTS), que opera bajo la marca Canal+, por parte de Telefónica para garantizar la libre competencia en el negocio de la televisión de pago en España. (Información de Daniel Ruiz; editado por Tomás Cobos)